20200914

Comunicación y asertividad

Un óptimo flujo de información facilita el trabajo


Con el más fraternal de los saludos y con la mayor humildad, me permito presentarle a todos mis venerables hermanos, por qué considero de importancia que las comunicaciones en nuestra orden masónica, deberían ser siempre oportunas y asertivas. 

Por ser la masonería una institución cuyo fin esencial es el crecimiento espiritual del ser humano, basada en los preceptos esenciales de la libertad, la fraternidad y la igualdad, conlleva a que para mí es de gran trascendencia e importancia que sus miembros estén al tanto de los aconteceres, proyectos y designios de esta.

Como organización iniciática y como escuela de crecimiento espiritual y del pensamiento, la francmasonería no produce bienes físicos o contables, sino que presta el servicio de fomentar en el ser humano, el ser una mejor persona, para su bien personal, el de sus hermanos, el de su familia y el de la humanidad en general.

Por ser una organización de este tipo, su misión es el propender por el intangible del perfeccionamiento del ser humano, actividad que en ningún caso es lucrativa, y que para poder cumplir con su misión en el mundo, tiene una conformación interna, en la cual se determinan las diferentes posiciones de responsabilidad en ella, desde las directivas, hasta las operativas y administrativas, las cuales permiten su real funcionamiento como una verdadera entidad de servicio a la comunidad, por lo cual está regida por la normatividad jurídica correspondiente, con la  aplicabilidad de la legislación vigente a las entidades  sin ánimo de lucro. 

Así mismo como cualquier tipo de organización o empresa, en este caso como ya se afirmó, que su fin esencial es el de hacer de hombres buenos mejores seres humanos, y que por su tipo organización tiene dos tipos de clientes, el cliente interno que es el fundamental y para el cual ha sido creada la organización, y que corresponde el grupo de hermanos masones activos y cotizantes, así como de los hermanos ad-vitam de la orden, quienes todos  son  los que reciben el intangible de las enseñanzas masónicas, que les permitirán su crecimiento interior como también su realización personal, existiendo también clientes externos los cuales son necesarios para su funcionamiento, como son otras entidades como las prestadoras de servicios públicos, de servicios  bancarias y otras las cuales facilitan el devenir de la organización masónica. 

Ahora bien, ya entrando en materia, en lo  referente a las comunicaciones dentro de una organización, sin importar su tipo o naturaleza, es totalmente pertinente y necesario, que para el trabajo a realizar, así como para las coordinaciones a efectuar entre los miembros de la organización,  para el cumplimiento de la misión como escuela iniciática, es necesario el contar con un flujo de información entre las directivas y quienes la conforman en su totalidad, las  cuales permiten tanto el impartir como el recibir las instrucciones y directrices, que tracen las directivas, de la forma de cómo se deben hacer las cosas, para lo cual es de importancia el contar con un buen sistema de comunicaciones que le permitirá el hacer aún mejor la competitividad de la organización.

En ese sentido un buen flujo de información facilita además de su trabajo normal la adaptación a los cambios que sean necesarios hacer, para con ello el lograr los objetivos y metas propuestas, siendo fundamental que las comunicaciones sean oportunas y asertivas.

El que las comunicaciones sean oportunas es de vital importancia para la comunidad organizacional, para conocer los derroteros de las directivas, así como las pautas e instrucciones para hacer las cosas en la debida forma, siendo fundamental el que estas comunicaciones sea oportunas, para poder cumplir las instrucciones también oportunamente, ya que si tanto las instrucciones y comunicaciones no son oportunas, son incompletas  o no se dan, es imposible el cumplir la metas, no porque no se quiera, sino porque no se sabe con certeza que se requiere o se deba hacer, dificultando este tipo de retardo o de no comunicaciones, las relaciones entre directivas y operarios o trabajadores.

Asi mismo es importante que las comunicaciones también sean asertivas, porque al ser claras, precisas y concisas y emitidas por los canales correspondientes, facilitan que las informaciones o directrices puedan ser comprendidas y entendidas con claridad además de que, si son hechas en forma respetuosa y concreta, facilitarán el cumplimiento de la visión y de la misión de la organización. 

Por todo lo anterior es que personalmente considero de que quienes tengan el honor de dirigir los destinos de cualquier logia, deben ser  hermanos que además de poseer grandes cualidades masónicas y de liderazgo, también  es importante que a la vez  sean buenos, oportunos y asertivos comunicadores, no solo de su pensamiento masónico, sino también de cómo y cuándo considerarían que se deben realizar los trabajos tanto ritualisticos como administrativos, para el continuo progreso del taller, así como para que todos los miembros de la logia,  sepan en tiempo real  o sea  en forma oportuna y asertiva, la situación clara, concreta y real, sobre los proyectos en planeación y o en ejecución, las dificultades y las soluciones, así como  también en el cómo se realizarían, todas las actividades normativas y estatutarias acordes con el presupuesto y los recursos financieros existentes.

Finalmente considero que, como hermanos masones debemos trabajar, para que siempre nuestro sistema de comunicaciones en logia sea oportuno en el tiempo y que a la vez también sea asertivo, con el propósito que en tiempo real y con la utilización de toda la tecnología disponible, conozcamos de todas las actividades masónicas y demás eventos fraternales programados a realizar.

H.·. Juan Manuel Lesmes Duque 33 
PVM.·. Logia Lumen No 14 
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena 
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro