20201014

Altruismo y masonería

El masón siempre busca el bien de manera desinteresada, no espera nada a cambio, incluso a veces en contra del bien propio.

Según algunos versados en el tema, indican que la etimología del término “Altruismo” tiene su origen o proviene del término del francés “Altruisme”, que significa o está relacionado con la filantropía, así como también otros estudiosos determinan que este término proviene del latín “Alter”, qué a su vez significa el otro, o también el hacer algo en favor de otro.

Por otra parte, el término altruismo, también se relaciona con la conducta humana, que consiste en otorgar atención desinteresada al congénere, aun cuando esta actitud atente o afecte el bien propio, lo cual nos da a entender que altruismo es antónimo del término egoísmo, que es el inmoderado o desmedido interés de una persona por sí misma, y sin importarle para nada la suerte de los demás. También el ser altruista, se considera como un adjetivo que define al ser humano que practica el altruismo, siendo esta la actitud del ser humano que se dedica a apoyar o a acompañar a los demás, en todas las circunstancias sin esperar nada a cambio, siendo el altruismo un comportamiento que disminuye las vulnerabilidades y aumenta las probabilidades de supervivencia de otros, incluso si ese comportamiento o actitud, significara el reducir su propio bienestar.

Algunos pensadores afirman que el ser altruista es sinónimo del ser filántropo o solidario, y también afirman que este tipo de personas siempre estarán relacionadas por el efectuar actos o conductas, que con su aplicación generan o aumentan el bienestar general así:

  • Donar o aportar bienes a quienes los requieran por supervivencia, y a quienes realmente los necesiten por estar en calamidades.
  • Compartir tiempo con personas en desgracia y que requieren consuelo.
  • Rescatar a nuestros semejantes que estén en peligro, así sea asumiendo riesgos.
  • Apoyar a nuestros semejantes donándoles tiempo, esfuerzo y atención.
  • Trabajar para eliminar la ignorancia, fomentando el estudio, para que nuestros congéneres puedan tener una mejor vida.
  • Trabajar por que la justicia sea real y su aplicación sea con equidad y para todas las personas.
  • Trabajar para que la igualdad sea una condición propia de género humano, sin ningún tipo de discriminación.
  • Trabajar por el que la libertad sea un derecho inajenable en todos los aspectos de la vida.
  • Trabajar porque la amistad siempre reine entre todos los seres humanos.

Por todo lo anterior mis venerables hermanos, para mi es totalmente fácil el consentir de que si existe una conexión directa entre altruismo y masonería, ya que los dos términos tienen todo en común, ya que el ser que es altruista y el ser que es masón, siempre buscan que los ideales del bienestar general siempre primen sobre el bienestar particular, porque todos los hombres siempre se consideren como iguales, y que siempre que se presente la calamidad, la desgracia o desfortuna en nuestros semejantes, nosotros ya sea como masones o  como seres altruistas, siempre apoyaremos al necesitado en el tratar se subsanar o solventar sus falencias o desgracias, actuando desinteresadamente, y siendo siempre oportunamente solidarios y o filántropos.

Desde otro punto de vista y a mi personal manera de pensar, considero  que entre un ser altruista y un masón además de existir grandes similitudes, también pueden existir variadas diferencias siendo una de ellas, que el primero cree en un Dios en particular mientras que el segundo cree en el Principio Creador o Gran Arquitecto del universo, y otra diferencia de importancia es que el hermano masón es un iniciado en los antiguos misterios de la orden y el ser altruista no lo es, pero así mismo los dos están cobijados por las virtudes morales y por el actuar siempre en forma correcta, justa  y en equidad, dejando atrás todo tipo de egoísmos  y de preferencias personales, teniendo claro que es indispensable que como seres humanos, actuemos siempre a favor de la comunidad como un todo,  y en forma concordante con las leyes tanto de Dios, como con las de los hombres. 

Como mis conclusiones os puedo decir que, para mí consuetudinariamente un hermano masón siempre será un ser altruista, y que un ser altruista por lo general si no es un hermano masón, podría ser un masón sin mandil.

H.·. Juan Manuel Lesmes Duque 33 
PVM.·. Logia Lumen No 14 
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena 
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro