20201008

Presencia de la mujer en la masonería de Cartagena de Indias

Nuestra fortaleza espiritual y moral


Este breve intento de reconstrucción histórica de la presencia de la mujer en la vida de la masonería cartagenera, se basa en los pocos documentos, comentarios de tratadistas profanos (no iniciados) y masónicos de los años 80’s, por sus vivencias que todavía comentan miembros activos de la Serenísima Gran Logia de Colombia con sede en Cartagena de Indias, además nos reta a que profundicemos en este interesante tema, teniendo en cuenta que ellas forman parte de la gran familia de la Orden, siendo nuestra fortaleza espiritual y moral del accionar dentro de la sociedad en general.

Haciendo una semblanza de esta presencia en el primer siglo, aproximadamente 50 años después de conformación del Supremo Consejo Neogranadino en el año 1833. En Cartagena se encontraba en uno de sus múltiples viajes por gran parte del mundo, la española Doña Emilia Serrano de Wilson, porque el apellido de su esposo era el Barón de Wilson, recibió el título de Baronesa de Wilson. Mujer incansable, con inteligencia extraordinaria y estudios superiores a los de cualquier mujer de la época, gozaba de gran aprecio en la sociedad española y europea en general, impulsadora de la “masonería de adopción” en España, donde proliferaron estos Talleres femeninos que alentaban las obras filantrópicas y educativas de la masonería española.

Baronesa de Wilson Impulsadora de la masonería de adopción en España y Cartagena de Indias
Emilia S. de Wilson 
Baronesa de Wilson

Su estadía en Cartagena de Indias, Mompós y Santa Marta, además de sus estudios sobre la naturaleza de estas regiones y su desarrollo cultural, hizo contacto con las esposas de los masones de la época, especialmente como Matrona doña Soledad Román y Polanco, hija de Don Manuel Román y Picón, Grado 33º asado Venerable Maestro de la Logia Unión No.9. Con el apoyo de su familia, la asesoría de la Baronesa de Wilson y el entusiasmo de muchas esposas de masones de las dos Logias que funcionaban en Cartagena: Hospitalidad Granadina y Unión No. 9, fundaron la Logia de Adopción Estrella de Oriente No. 40 que funcionó desde 1867 a 1881. El objetivo y puesta en práctica de esta logia de adopción que funcionó en la época de la fiebre del cólera, fue la de fortalecer la moral y aliviar el sufrimiento de los contagiados que se encontraban en la Casa Grande.

Importante figura  de la masonería de Cartagena de Indias
Soledad Román y Polanco

Las instalaciones de la Casa Grande fueron adoptadas como casa de hospicio para los enfermos de bajos recursos económicos, siendo atendidos gratuitamente por médicos masones y los medicamentos donados por la Botica Román. También contribuyeron a brindarle apoyo a la Orden en las obras de beneficencia, salubridad y filantropía. Tuvieron la orientación del Vice Patronato del Soberano Gran Comendador Francisco de Zubiría del Castillo.

Sitio donde los masones cartageneros atendían los enfermos
Hospicio para los enfermos

Durante los primeros años de la Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia con sede en Cartagena de Indias, podemos afirmar que poca es la presencia documental de la mujer en las acciones masónicas.

Los miembros iniciados en 1970 y 1980 que sobreviven, dan noticias de la existencia de dos organizaciones de esposas de masones denominadas “El Costurero de la Hospitalidad Granadina” y las “Damas de la Lumen”, algunas líderes de estos costureros masónicos fueron la esposa del Q.·. H.·. Hiram Preston Prestan y Doña Sonia López de Estrada, esposa de Santiago Estrada, ambas en el Oriente Eterno.

A principios del siglo XXI, resurge la “Fundación Simón Bossa Pereira” creada en 1979 por el Gran Maestro Oscar Sierra Sabalza, su directora la Dra. Thelma del Castillo de Salazar, desplegó una gran actividad dándole vida y fortaleza a esta organización para-masónica.

Una de las mujeres importantes en la familia masónica de Cartagena de Indias
 Thelma Del Castillo de Salazar

Su sucesora, la Dra. Gloria Gianmaría de Osorio, quien con el acompañamiento y colaboración de los QQ.·. HH.·. Vitalio Sará, Rodrigo Martelo y Nelson Osorio Rico, estuvieron al frente de la rehabilitación de niños con permanencia en la calle y además con el apoyo de la Q.·. Cuñ.·. Leonor Cáceres de Aceros realizaban novenas navideñas y entrega de aguinaldos en el barrio Palestina, en las faldas del cerro de La Popa, con presupuesto de la Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia. Ambas directoras, las doctoras Del Castillo y Gianmaría, fueron reconocidas por la Cámara de Comercio de Cartagena.

Mujer destacada en la familia masónica de Cartagena de Indias
Gloria Gianmaría de Osorio

No se puede dejar de lado el trabajo desplegado por nuestra cuñada en las obras filantrópicas, la docente  y Q.·. Cuñ.·. Leonor Cáceres, esposa del Q.·. H.·. Hugo Aceros, que llevaba ayudas materiales a personas de bajos recursos y asesoría en cuestión educativa a barrios del Distrito de Cartagena de Indias y de los municipios circunvecinos.

La Dra. Stella Gemail de Duque, orienta con mucho tacto humano, asistencia médica y capacidad de servicio la “Fundación de Ciegos y Con Discapacidad Visual con C.” con sede oficial en la Biblioteca de la Ser.·. Gran Logia Nacional de Colombia, allí realizan sus labores  de superación personal, con sesiones semanales en la Biblioteca de la Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia con sede en Cartagena de Indias

Tenemos alguna información de que en Sincelejo se creó un costurero integrado por masones y sus esposas de la Logia Sol de Sabana; costurero que se remonta a los años de 1940 en adelante, que se trazó como objetivo apoyar a los recién nacidos, hijos de señoras de bajos recursos y sin protección social, nacidos en los diferentes hospitales de Sincelejo.

En San Andrés y Providencia se creó desde  el nacimiento de la Providence Lodge No. 79 una fundación que involucra a las esposas e hijas, se sostiene con una cuota extraordinaria para el iniciado y la contribución mensual que la logia fija a sus miembros activos y cotizantes,  posee personería jurídica y sus actividades se encuentran encaminadas a la filantropía, solidaridad y desarrollo de actividades cívicas.

A finales del siglo XX, empezaron a integrarse las esposas, padres y hermanos de los iniciados a los actos o Tenidas de manteles de quienes recibían sus grados y la presencia de casi todas las esposas. Verdaderos actos fraternales, en los que el principal ornato del comedor lo constituyen tan distinguidas damas bien engalanadas.   

Maestro Masón Edison Posso Basanta
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia con sede en Ctg. de Indias 
Especial para la Escuela Masónica Carlos Aranza Castro