20201002

Significado de ser un hermano masón

El más honroso título que tiene un iniciado 

Mis venerables hermanos con el más fraternal de los saludos me permito presentaros lo que para mí representa el concepto de hermano masón. Para este trabajo parto de la premisa de que, en todas las sociedades y hermandades, en las que para su ingreso se requiere de un proceso de iniciación, se maneja el término de hermano para dirigirse a quienes la conforman.

Los que conformamos la orden masónica profesamos y cumplimos a cabalidad el principio de la igualdad, el cual nos une irremediablemente por medio de inmensos lazos fraternales, basados en el respeto mutuo que implica que la amistad sea uno nuestros valores fundamentales ya que siempre estamos en búsqueda de la verdad y del bien común.

Nuestra orden siempre ha tenido magnas diferencias con todas las hermandades profanas, que  aunque manejan procesos de iniciación y de interactuar especial en el mundo profano, difieren de nuestra orden, ya que la masonería como verdadera institución iniciática y escuela del pensamiento, tiene sus bases fundamentadas en las antiguas y milenarias escuelas iniciáticas, de las cuales se nutrió para su conformación y luego se apalancó en ellas para potencializar su existencia en el trascurrir de los tiempos

Las hermandades profanas generalmente son de carácter estudiantil, económico, político o de otras afinidades. Manejan conceptos básicos de hermanamiento, pero su principal fin es el de buscar privilegios especiales exclusivos para sus miembros, por encima del resto de la humanidad. También realizan procesos filantrópicos complementarios, contrario a nuestra orden masónica, cuyo fin esencial es el de hacer hombres buenos, mejores seres humanos, de trabajar por el bien general y no del particular, hacemos verdadera filantropía en beneficio de nuestros hermanos y congéneres, cumplimos magnánimamente los postulados masónicos de libertad, igualdad y fraternidad.

Algunos estudiosos, determinan que el afable trato de hermano en nuestra orden, tuvo posiblemente su origen desde los despertares, inclusive mucho antes de aparecer en escena los llamados masones operativos o constructores de edificios, conceptuando algunos de ellos que el trato se daba en el antiguo Egipto, tierras de donde son originarias las primeras escuelas iniciáticas relacionadas con el saber. Del ejemplo (Egipto), se originan en los tiempos de los grandes filósofos y pensadores de la humanidad, las nuevas escuelas iniciáticas, como lo fueron la hermética, la euclidiana, la pitagórica y otras más, siendo éstas las rectoras del pensamiento iniciático de la época.

De estas escuelas iniciáticas es de donde nuestra orden masónica ha obtenido su ancestral sabiduría, la cual fue adaptada acorde con las concepciones cambiantes de los tiempos, conformando organizaciones especialmente altruistas que además de ser escuelas de pensamiento, también fueron escuelas del arte de la construcción, originándose en ese tiempo la conocida masonería operativa, masonería en la cual todos sus obreros se consideraban hermanos, por encima de ser todos ellos constructores de oficio. El poema Regius conocido por todos los masones de todos los tiempos y que data del año 1390, determina que, entre los trabajadores del oficio o arte real, debe ser el de querido hermano, por medio del cual se hace el reconocimiento fraternal entre todos, considerándose como una familia.

En mi concepción personal, los masones se consideran hermanos por haber recibido la misma iniciación y recibido la misma sabiduría, como también por ser conocedores y desenvolverse tanto en la vida masónica como profanas, acordes con el sistema más alto de moralidad, siendo respetuosos de todos y de todo, además de ser plenos cumplidores de la ley de Dios como de la ley de los hombres. Los hermanos masones se consideran hermanos no solo por provenir del mismo Principio Creador, sino porque han tenido su origen simbólico en la misma madre, la madre tierra, que usualmente es representada en nuestra orden masónica por la diosa egipcia Isis, viuda de Osiris (masones o hijos de la viuda) y madre de Horus.

Los hermanos masones se consideran como hermanos, por no profesar ningún tipo de discriminación, ya que para ellos todos los hombres son iguales sin ningún tipo de distinción entre razas, clases sociales o económicas, creencias religiosas, políticas o filosóficas, además de aceptar que en la humanidad siempre existirán diferentes tipos de pensamiento y que ningún hombre es dueño de la verdad absoluta. Los hermanos masones se consideran hermanos porque nunca abandonan a su familia, a sus hermanos y amigos, cuando ellos están en peligro, cuando son perseguidos injustificablemente, y siempre trabajarán por erradicar del mundo, la injusticia, la ignorancia, la apatía, la hipocresía, la venganza, la sevicia, y demás falencias humanas, que hacen que la vida en este mundo sea en igualdad de oportunidades para todos.

Finalmente, un hermano masón es verdaderamente masón, cuando se destaca por ser respetuoso, leal, fraterno, filántropo, solidario, estudioso, responsable, además de que siempre trabaja por la unión entre sus hermanos y no por su desunión, y porque él sabe y aprecia que “El más honroso título que puede tener un iniciado es el de ser hermano masón”.

 H.·. Juan Manuel Lesmes Duque 33 
PVM.·. Logia Lumen No 14 
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena 
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro