20201003

Tres puntos en la escritura masónica

La condición humana representada en todo su esplendor


Mis venerables hermanos, con un fraternal saludo os presento a vuestra consideración la plancha titulada “Los tres puntos masónicos”. 

El símbolo de los tres puntos masónicos, en forma de triángulo, y uno de los más usados, es uno más de tantos símbolos con los cuales se reconoce nuestra orden en el mundo tanto masónico como profano, ya que siempre están incluidos en su forma de escritura. Además, ha sido la costumbre de que los hermanos masones siempre lo agreguen a su firma, llegando con el tiempo a ser parte de ella, representando simbólicamente su condición humana. 

Los tres puntos tienen su origen según los estudiosos de la orden, en el número tres, numero masónico por excelencia, y éste expresa la síntesis espiritual, que combina las cualidades del número uno (La manifestación) y del numero dos (La Expresión). 

Los tres puntos, representan la sintonización del misterio de la unidad, la dualidad y de la trinidad. Representan también, el punto superior, al Gran Arquitecto del Universo, origen de todas las cosas, y los dos puntos inferiores, la dualidad del mundo fenomenal o terrenal. 

Otros estudiosos del tema interpretan que el número tres masónicamente hablando, representa los tres años del aprendiz, los tres pasos de su marcha, los tres golpes de la batería, etc.

Los tres puntos, representan la sintonización del misterio de la unidad, la dualidad y de la trinidad. Representan también, el punto superior, al Gran Arquitecto del Universo, origen de todas las cosas, y los dos puntos inferiores, la dualidad del mundo fenomenal o terrenal. 

Así mismo, los tres puntos también simbolizan masónicamente la justicia, la belleza y la verdad, que representan también las tres luces del ara, que a su vez simbolizan tres de las cualidades masónicas que siempre están presentes en el corazón del masón. 

Una forma muy diferente de ver los tres puntos masónicos es la que nos presenta el autor Aldo Lavagnini en su libro “Manual del Aprendiz”, quien estipula que:

“Estos muestran aisladamente los tres principios que constituyen la unidad originaria y de la dualidad de la manifestación, y que la unión de los tres puntos con tres líneas rectas evidencia a los tres elementos primordiales que son el azufre, la sal y el mercurio, o sea el padre, la madre y el hijo, que hace fecunda y constructiva la actividad de los tres principios, además que el punto superior representa al oriente y en la logia al delta o emblema de la unidad triunitaria y al mundo absoluto de la realidad, y los dos puntos inferiores corresponden al occidente o sea al mundo relativo, que es el del dominio de apariencia y en la logia lo son las dos columnas” 

La utilización de los tres puntos masónicos en la escritura o redacción del masón, mediante la cual las palabras son escritas básicamente sólo con su primera letra seguida de tres puntos  —consiguiendo con esto velar el sentido o el significado de ciertas palabras— como escribir masónicamente la palabra hermano, un iniciado sólo escribe la letra hache en letra mayúscula seguida de los tres puntos masónicos (H.·.), y si la palabra a escribir es en plural, el iniciado escribe dos haches seguidas en mayúsculas (HH.·.), colocando a continuación los tres puntos, siendo el significado de lo escrito la palabra hermanos. 

El origen de este tipo de escritura tripunteada o de abreviatura masónica nos es desconocido, apareciendo realmente en uno de los primeros registros escritos que fueron encontrados en un documento fechado el 12 de agosto de 1774, estando ya en vigencia la masonería especulativa, y fue en un programa en el que se anunciaba la adquisición de un local para que en éste funcionara una logia masónica en Francia. 

Algunos estudiosos indican que es posible que el origen de la escritura tripunteada tuviese su origen en la escritura hebraica antigua, ya que en ella las letras comienzan siempre con un punto, para luego continuar con el trazo de ella. 

Como anotación final a este trabajo os digo que nuestros tres puntos masónicos, también los podremos encontrar en las marcas de banco de los antiguos canteros o constructores, además de aparecer también grabados en diferentes frontispicios de grandes edificaciones construidas por los masones operativos, así como también en diferentes documentos y medallas antiguas. 

Bibliografía

Manual del aprendiz – Editorial Kier – Aldo Lavagnini - 2002 

H.·. Juan Manuel Lesmes Duque 33 
PVM.·. Logia Lumen No 14 
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena 
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro