20201128

El líder frente a la borrasca

El liderazgo masónico en tiempos difíciles y de zozobras

Como hombres de bien y de buenas costumbres y ciudadanos del mundo, conocemos que nuestra humanidad durante toda su existencia, como también en todos sus campos: familiar, social, estatal, empresarial, y demás, siempre, se ha organizado en diferentes grupos afines denominados organizaciones, para cumplir con las actividades que han permitido la existencia de la civilización.

Estas organizaciones sin excepción siempre fueron y seguirán siendo guiadas en su trasegar, por un líder, quien es el que da las pautas y derroteros a seguir, para el pleno y mejor desempeño de la organización. Tanto la sociedad en general, como todo el de tipo de organizaciones humanas que la conforman, tiene como base fundamental a la familia, la cual es considerada como la célula principal y fundamental de la civilización, siendo  la familia la organización más sencilla, liderazgo en estos casos es compartido por los padres de familia, y de la misma forma pero en diferentes proporciones, también se ejerce el liderazgo en las demás organizaciones humanas, cualesquiera que ellas sean y sus fines a conseguir, por las personas designadas o elegidas para tal fin.

El masón siempre será un líder propositivo frente a las dificultades
Photo by Matt Hardy 

Al titular este trabajo con los términos del liderazgo en tiempos de borrascas, de inestabilidades y de zozobras, en lenguaje marinero me he referido a las dificultades, que son causadas por los cambios imprevistos de la vida y de la naturaleza, los cuales como por ejemplo pueden ser las borrascas, que conllevan a las tormentas, y estas a las inestabilidades de los navíos, cuales pueden afectar simbólicamente la ruta a navegar o sea la manera de vivir y finalmente, y si no hay un buen liderazgo, podría llevar hasta la zozobra, dificultades inmensas que realmente están presentes hoy en día, por  causa de la pandemia del Covid 19, la cual ha alterado en todo el mundo y en gran forma, nuestra manera de vivir y de actuar.

Para el salir delante de las dificultades, en todo el tipo de organizaciones, y partiendo de la familia, se requiere un liderazgo, que ejerza una influencia positiva en los miembros de la organización, para que esta influencia facilite la motivación de cada ser humano, en hacer lo que le corresponde dentro de su organización. En el caso de las familias y acorde al cumplimiento de lo dispuesto por el gobierno nacional, es necesario el guardar el aislamiento social, ingeniándose actividades que permitan soportar el paso del tiempo sin desesperanza, lo cual ha permitido que en parte, la curva de infestación no haya sido mayor y que no se haya  saturado el servicio médico asistencial, y así mismo en los diferentes tipo de organizaciones, se debe respetar también el aislamiento social, determinado, con las excepciones conocidas por todos de los congéneres, que deben trabajar para el mantenimiento de los servicios básicos que permiten la vida, pero los efectos de la pandemia han afectado un sin número de organizaciones y de empresas, en todos los campos tanto en lo social, en lo académico, en lo industrial y en lo productivo, conllevando a afectaciones económicas y psicológicas nunca imaginadas.

Ahora bien, el líder en todo tipo de organización y en cualquier tipo de circunstancias, así sea en las más difíciles como en las inesperadas, y en especial aún más cuando el líder es un hermano masón, tanto en su hogar como en su trabajo profano o iniciático, éste debe destacarse por su liderazgo entusiasta,  asertivo, influenciador y motivador e innovador, que le permitan por su genialidad e intrepidez sensata, el llevar a cabo las actividades necesarias para el bien y el progreso que la organización como de su familia, para que estas continúen siendo  prosperas en la vida, como en el porvenir de los tiempos, y que a pesar de las limitaciones, siempre debe el prever analítica y prudentemente los cambios necesarios a nivel, organizativo,  de gestión, económico o administrativo, con las mínimas afectaciones al patrimonio de la organización como a su personal, con un manejo pulcro, acorde a prioridades esenciales y austero en los gastos, buscando siempre el alcanzar los objetivos tanto en su familia como en los organizacionales, y que cualquiera que sea el nuevo rumbo a seguir, éste debe ser dado a conocer por medio un sistema de comunicaciones oportuno, claro y asertivo, y que de ser necesario el efectuar cambios, estas modificaciones deben ser conocidas por todos quienes conforman la organización, para así conseguir, que con el trabajo grupal propositivo, el salir adelante, ya que como masones y seres resilientes, siempre sabremos capotear los temporales, las borrascas y las dificultades de la vida, superando todos nuestros problemas, basados en un liderazgo  inteligente, innovador y fraternal, y que por la inestabilidad actual, es fundamental el apoyarse en la tecnología digital, la cual permite el realizar todo tipo de actividades, sin requerirse de la presencia física.

Finalmente también es importante en nuestro liderazgo masónico, el tener en cuenta, lo que en la sociedad profana académica se recomienda en casos de dificultades, como es el tener siempre presente que el líder debe reconocer oportunamente las situaciones de dificultad, y con base en ellas, el diseñar las estrategias y tácticas que permitan solventarlas, pero lógicamente con sustento y respaldo financiero para el poder cumplirlas, así mismo nunca debe desfallecer hasta el lograr sus objetivos, debiendo ser siempre y sin excepciones, el que su comportamiento en las tormentas, sea tranquilo, apacible, sereno y seguro en su actuar, lo cual promoverá a dar confianza y optimismo tanto dentro de la familia como en la organización. “Un buen liderazgo siempre marcara la diferencia en las dificultades, ya que, en las condiciones normales de la vida, siempre se tendrá tiempo suficiente para el gerenciar sin ningún tipo de presión, siendo por ello que en el ámbito militar se dice sabiamente, que el entrenamiento debe ser tan fuerte, que la guerra parezca un descanso”.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro