20201109

El silencio y el Tao Te King

Nunca debemos darnos mucha importancia

Con el más fraternal de los saludos os presento un trabajo que he titulado “El silencio y otras enseñanzas del Tao Te King”, para el cual me he basado en el libro del mismo nombre de autoría de “Lao Tse”.

Inicio ese escrito diciendo que para este trabajo me he basado en el taoísmo, el cual es un sistema que se desarrolló a partir de las concepciones filosóficas plasmadas en las escrituras de Lao Tse o Lao Tzu. Se supone que Lao Tse vivió durante el siglo VI a.C. y, por ende, tradicionalmente se data en ese siglo a la redacción del Tao Te Ching, aunque se conjetura que es una recopilación hecha por varias personas.

Nunca debemos darnos mucha importancia
Photo by Haut Risque on Unsplash

El término de taoísmo, proviene de la derivación un carácter del idioma chino que se lee Tao o Dao, siendo este término a menudo interpretado como "Vía" o "Camino", que más bien podría entenderse como "Intuición, sensibilidad, espontaneidad, vida" o de manera más abstracta como "Sentido".

En realidad, se considera que la esencia de la filosofía taoísta se encuentra en el Dào Dé Jing (El Clásico de la Vía y su Poder, o del Camino y su Virtud), entendiendo ésta como la naturaleza propia de ella, y que las enseñanzas del taoísmo como religión se engendraron posiblemente en el siglo III A.C., pero no se convirtieron en un movimiento religioso organizado hasta el siglo II D.C.

En la filosofía taoísta se recuerda siempre la premisa de que una de las principales verdades a comprender, es la de que siempre el hombre debe propender por la Sabiduría del Silencio, lo cual debe conllevar a que solo se debe hablar cuando sea estrictamente necesario, además de que siempre se debe pensar antes de hablar. así mismo también es de gran importancia que se debe ser breve en la interlocución, ya que cada vez que se emite una palabra, dejas salir una fracción así sea pequeña de tu energía vital interior, energía que es llamada “Chi”.

Así mismo esta filosofía le inculca al ser humano a no hacer promesas que no se puedan cumplir, y a no utilizar en su vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas, porque se producirá alrededor de quien las expresa reacciones adversas, lo cual afecta el “Chi”.

La filosofía Taoísta también enseña que si no se tiene nada nada bueno, verdadero y útil que decir, es mejor quedarse callado y no decir nada y que se debe aprender a comportarse como un espejo, para que como él, permita la  acción del reflejo, siendo el mejor ejemplo del concepto de espejo el del universo que nos dio la naturaleza, porque el Universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones, y nos envía de vuelta el reflejo de nuestra propia energía vital, bajo la forma de las diferentes circunstancias que se nos presentan en la vida.

Otro aspecto de resaltar de esta filosofía es el que si te identificas con el éxito tendrás éxito, pero si te identificas con el fracaso, tendrás fracaso, siendo así es el por qué, podemos observar que las circunstancias que vivimos son simplemente manifestaciones externas del contenido de nuestra habladuría interna, siendo el ideal el aprender como ya se dijo a ser como el Universo, escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios, porque siendo como un espejo, que como sabemos no tiene ni maneja ningún tipo de emociones, aprenderemos a hablar de otra manera, basados en el poder mental tranquilo y en silencio, sin darle oportunidad a nuestra energía vital interior a imponerse arbitrariamente y así evitar el tener reacciones emocionales excesivas, lo cual simplemente permite que la comunicación sincera y fluida.

La filosofía Tao además de muchísimas otras enseñanzas nos dice que nunca debemos darnos mucha importancia y que siempre el ideal es ser humildes, ya que si cuando más te muestres como superior, inteligente y prepotente, sobre los demás, te volverás prisionero de tu propia imagen y vivirás en un mundo de tensión e ilusiones, siendo además más importante el ser discreto en nuestra vida personal, ya que así nos liberamos de las opiniones de los demás, y podremos por lo tanto llevar una vida tranquila volviéndonos invisibles, misteriosos, indefinibles e insondables como lo es el Tao.

Finalmente, la gran lección de vida que es de sublime importancia es el saber guardar silencio, y que ella como las otras enseñanzas de la filosofía Tao, nos fortalecen nuestro ser interno, al tiempo de que respeta la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo, y nos indica también que no debemos de forzar, manipular y controlar a los demás. Además, deberemos el propender siempre por ser nuestro propio maestro y dejar a los demás ser lo que quieran ser o lo que tengan capacidad de ser. Como única conclusión os digo que para mí existen inmensas similitudes entre las enseñanzas de Tao Te King y las enseñanzas masónicas, a pesar del que no tiene ninguna relación directa ni indirecta una con la otra, pero yo sé que cada uno de vosotros sacara sus propias conclusiones al respecto

 
H.·. JUAN MANUEL LESMES 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran logia Nacional de Colombia Cartagena REAA
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

BIBLIOGRAFÍA:
•        Tao Te King – Editorial Sirio – Lao Tse – 2019.