20201110

La llana o paleta del masón

Es un instrumento que ayuda a construir la vida


En nuestro lenguaje cotidiano a este instrumento de la construcción también se le denomina palustre y es por el cual se identifican claramente a los constructores.
 
Al respecto el “Diccionario Akal de la Francmasonería” del autor “Juan Carlos Daza”, nos dice inicialmente que 
“En masonería el término paleta o llana, es el instrumento que usa el albañil para manejar la argamasa, la cual permite la fijación o unión entre dos piedras, además de ser un símbolo de gran importancia en la orden francmasónica, por representar simbólicamente, no la fijación si no la unión entre los hermanos masones”. 
La llana o paleta del masón contribuye a moldear la vida virtuosa del masón
Photo by Ricardo Gomez Angel 

Si bien es cierto que en varios orientes como en varias logias, no es un instrumento de común utilización simbólica y por lo tanto no figura en sus respectivos rituales, pero en la masonería universal si es destacado y es de gran importancia, siendo un símbolo de realce en la orden, como también lo es en gran parte de la literatura masónica universal, como en el libro ya mencionado del “Diccionario Akal de la Francmasonería”, donde su autor nos dice que el escritor y masón, “Rene Guénon” en uno de sus libros sobre la orden estipula que: 
 “El creador se representa en la iconografía medieval con una paleta en la mano, pues es el símbolo del poder creador, o sea del demiurgo (cuya traducción del griego es creador) y del verbo”. 
La anterior afirmación simbólica y masónicamente nos quiere decir, que al construir estamos realmente creando algo nuevo, y que podría ser más especial y masónico, que el construir nuestro propio templo interior, utilizando tanto las sabias enseñanzas masónicas, como también utilizando simbólicamente las herramientas del verdadero masón. 

En nuestra orden masónica a nivel universal, el instrumento de la llana o de la paleta, que como ya se dijo, sirve para dejar a punto la argamasa, que es absolutamente necesaria esparcir entre las piedras que formarán la nueva construcción, ya que sin ella la construcción no sería tan fuerte, como para permanecer erguida en el tiempo, dicho en otras palabras, la llana o paleta es el elemento fundamental para diseminar este pegamento entre las piedras, para que al término de su secado, las piedras conformen una sola unidad, o sea una construcción perfecta. 

Pero así como el instrumento de la llana sirve para esparcir la mescla unificadora en el fijado de las piedras de la construcción, también podemos hacer figuradamente referencia a la estética del edificio, ya que este instrumento es el que adicionalmente permite el realizar el acabado final exterior e interior de la construcción, aplicando con cuidado y esmero, el yeso o cualquier otro material, tanto en la parte frontal o exterior, como también en el interior de los muros de las edificaciones, siendo simbólicamente la llana o paleta, el instrumento figurado que permite al masón, cubrir los espacios o huellas dejadas al desbastar las asperezas de las piedras, y que también sirve para eliminar visualmente o cubrir las imperfecciones, lo que simbólicamente permite el comprender, que sencillamente es el superar las dificultades de la vida, como así también simbólicamente significa, el dirimir o allanar las diferencias con nuestros congéneres y hermanos. 

De lo escrito anteriormente, es bueno el reflexionar sobre la importancia que tiene simbólicamente para el verdadero masón, la llana o paleta, ya que esta para mí es un instrumento de la construcción de la vida, que así como sirve para manejar con destreza las mesclas físicas de la construcción, como para eliminar muescas y los desperfectos que puedan tener las piedras, esta llana o paleta masónica, también es de vital importancia para ser masónicamente utilizada con sabiduría, pero también con humildad, para dirimir los desacuerdos o desavenías que normalmente puedan presentarse, facilitándonos el que las podamos resolver en la forma más fraternal que sea posible. 

Finalmente considero que sería de gran importancia, el que nunca olvidemos las sabias palabras de nuestros antecesores en la orden, que decían con claridad y diafanidad que: 

“La paleta reúne, fusiona y unifica, siendo además el símbolo de la benevolencia, de la fraternidad universal y de la tolerancia, que distinguen al verdadero masón, así como también el que: La expresión pasar la paleta, simboliza el pasar por alto y olvidar las diferencias”. 

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33° 
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14 
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena. REAA
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

BIBLIOGRAFIA: 
· Diccionario Akal de la Francmasonería – Ediciones Akal – Juan Carlos Daza – 1997.