20201115

La vida y sus prioridades

La esencia de la vida es ser feliz, y hacerlo, es un propósito.

Lo primero que os puedo decir con respecto al título del presente escrito, es el que estoy totalmente convencido que el Gran Geómetra nos envió a este mundo a ser felices, y que para ello es indispensable el que siempre tengamos claras nuestras prioridades de vida.

¿Qué es la vida? El término “Vida” etimológicamente proviene del término del latín “Vita”, que en general significa el espacio del tiempo que trascurre desde el momento de la concepción hasta la muerte, siendo además también el término de vida definido por otros autores, como el fenómeno que involucra la fuerza, o la energía extraordinaria y esencial que anima y da vida a la materia, o sea la existencia misma, que es la que permite al hombre, el cumplir los ciclos correspondientes de nacer, vivir y morir, y entre el primero y último el realizarse  plenamente como ser humano, lo cual justificará realmente su existencia.

El objetivo de la vida es ser feliz
Photo by Denise Jones 

¿Qué es Prioridad? El término “Prioridad”, proviene del término del latín “Prior”, que significa anterior, y que hace referencia a la anterioridad de una cosa o actividad con respecto a una segunda, ya sea en el tiempo o en el orden, proviniendo de esta explicación, el que aquel o aquello tiene ventaja o preferencia y que por lo tanto se ubica de primero en comparación con los demás.

Ahora bien, para mí la esencia de la vida es el vivir feliz y el hacerlo con un propósito, y para ello es de importancia, el entender primero la magnanimidad de la vida, ya que la vida lo es todo, porque sin vida no seriamos nada, siendo por ello que podemos decir sin temor a equivocarnos que la vida en sí, es la existencia misma, que según las  palabras del filósofo “Aristóteles”, “la vida es una fábula, es una narración hilada de las vivencias, de las experiencias que nosotros mismos quisimos interpretar de una manera u otra, o aquellos que nos conocen las interpretan a su propia manera”.  También como ya se dijo, que para que de verdad la vida sea plena y valga la pena vivirla, esta debe tener un propósito y además que para vivirla a plenitud es también importante el que tengamos claras las prioridades, para que nuestra existencia tenga sentido, y no solo el vivir para sobrevivir.

El propósito de vida ideal a mi manera de ver las cosas, sería el de vivir a plenitud para conseguir el realizarnos como seres humanos en todos los campos de la existencia, y para así poder llegar a ser felices en nuestro paso terrenal, pero no solamente el ser felices y realizarnos nosotros mismos, sino también sin ningún tipo de egoísmos, el buscar con pleno altruismo tanto la felicidad de nuestras allegados  y familia, como también la de nuestros hermanos masones y finalmente, así se piense que puede ser una utopía, el buscar también  la felicidad y la realización de todos nuestros congéneres.

Cada uno de nosotros como seres humanos, debemos tener nuestras  propias propiedades de vida, siendo las más básicas y esenciales aquellas que nos permiten la sobrevivencia física, como son el alimento, el techo, la salud; y en otros campos están las prioridades que hacen más llevadera la vida como lo pueden ser en lo social, en lo académico o en lo económico, como en otras prioridades ya netamente suntuarias; pero sin  la menor duda mis hermanos, lo principal de las prioridades, es la presidencia  que les demos, para realmente nos permitan el vivir con tranquilidad y a la vez que nos conlleven de verdad a realizarnos como seres humanos, ya que la loable intención del Gran Geómetra al enviarnos a este mundo, fue a la de venir a él, a realizarnos como seres humanos y a ser felices, y no a sufrir ni a ser infelices.

Finalmente y como conclusión, me permito humildemente deciros que para mí, lo importante de las prioridades en la vida, no son solo el tenerlas, sino que es indispensables el identificarlas y el ordenarlas correctamente, pero también es fundamental el de estar siempre dispuestos, a hacer un alto en el camino de nuestras vidas, para analizar y reflexionar sobre nuestras prioridades de vida y del orden de precedencia que les hayamos dispuesto, para que cuando detectemos, que una o algunas de ellas han dejado de ser tan importantes o imprescindibles y o que cuando estas no nos estén llevando realmente a realizarnos, el tener el valor, la templanza y la decisión de cambiar su orden, para que las primeras sean las fundamentales y las que le sigan en orden, sean las que nos permitan la verdadera realización y a la vez el ser realmente felices, siendo este análisis necesario, para determinar con total certeza, el hacer oportunamente las correspondientes modificaciones, las cuales deberíamos hacer de ser necesario, en todos los campos y acorde a las circunstancias, tanto en nuestra vida con relación al mundo profano, como al mundo místico masónico.

“Las prioridades de nuestras vidas deben ser tan ordenadas, que realmente nos permitan que nuestras almas puedan realizarse a plenitud, porque su prioridad se de en forma tan natural que permitan que, con nuestro andar vital y psíquico, nos conlleven a la verdadera realización, sin sentirnos obligados por nada o por nadie”

 

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro