20201119

Levantamiento de Columnas en la masonería cartagenera

Hace 112 años levantó columnas la Muy Respetable Benemérita y Centenaria Logia Cartagena N° 52


El mes de noviembre es de importancia capital para nuestra querida ciudad de Cartagena de Indias Colombia. Hace 209 años en noviembre, la valerosa ciudadanía cartagenera dio el paso fundamental que abrió la ruta hacia la libertad y soberanía de nuestra Patria, de la cual aun en medio de las múltiples carencias e incertidumbres vivimos orgullosos sus ciudadanos, en cuyo destino creemos y a la cual esperamos ver siempre grande, respetada y libre, como reza aquella oración patria que los colombianos llevamos grabada en el alma desde la infancia. 

También en un noviembre de hace ciento doce años, un grupo insigne de varones excelsos, libres y de buenas costumbres tomaron la valerosa decisión de levantar las columnas de una logia nueva, que sirviera como escenario para el trabajo constante por el desarrollo del ser humano, la preservación de los principios y las virtudes masónicas y la proyección hacia la sociedad profana en la búsqueda de su evolución y desarrollo libre. 

Hace 112 (1908) años se dio el levantamiento de columnas de la Logia Cartagena N° 52 en Cartagena Colombia

Esos ideales rindieron frutos evidentes en el posterior otorgamiento de la respectiva Patente emitida por el Supremo Consejo Neogranadino del Grado 33° para Colombia del REAA. 

Detengámonos por un instante a imaginar los afanes que aquel 8 de noviembre de 1908 rodeaban a ese grupo de insignes MM.·. esforzándose por celebrar una Ten.·. fundacional J.·. y P.·. que iniciara ese sueño cuyo éxito futuro, asaz incierto en ese instante, sería protuberante con el paso del tiempo, como podemos constatar hoy. 

Ese día 8 de noviembre de 1908, el mallete retumbó sonoro para abrir los TTrab.·. en la mano del Pod.·. H.·. Eloy Pareja 33°, quien instalado en la silla del rey Salomón, dirigió la Ten.·. acompañado rítmicamente con el Pod.·. H.·. Antonio Regino Blanco 33° como Pr.·. Vig.·. y el Pod.·. H.·. Constantino Pareja también Masón 33 a cargo de la Col.·. del N.·. 

El Sitial del Orad.·. iluminaba el oriente con la brillantísima inteligencia del Pod.·. H.·. Simón Bossa Pereira 33, uno de los más egregios MMas.·. en la historia de nuestro país. 

La Secretaría estuvo a cargo del Il.·. H.·. Adolfo Lecompte 18. El resto del cuadro logial fue conformado con HH.·. de no menores quilates así: 
- Fungió como Tes.·. el Il.·. H.·. Pedro Malabet 31. 

- Como Hosp.·. El Il.·. H.·. Elías Ferrer 18. 

- Como M.·. de CCer.·. el Il.·. H.·. William B. McMaster 31. 

- Como Pr.·. Exp.·. el Il.·. H.·. Luis B. Sánchez 18. 

- Como Seg.·. Exp.·. el V.·. H.·. Bernardo Porto 33. 

- Como Guard.·. Temp.·. Int.·. el V.·. H.·. Luis Montes Granados 33. 

- Como Guard.·. Temp.·. Ext.·. el V.·. H.·. Isaac A. Manning 33. 
Basta con observar esa pléyade de masones ilustres ocupando el cuadro logial, para concluir que esta Resp.·. Ben.·. y Cent.·. Log.·. Cartagena N° 52 ha sido desde el primer día de su vida un tal.·. aquilatado, sobresaliente, caracterizado además por una vocación filantrópica y democrática. 

Hoy, y lo decimos con humildad, pero con mucho orgullo, un Tall.·. monolítico, fuerte, solidario y afectuoso y con una mentalidad abierta y global, distinguido por una fraternidad a toda prueba. 

Desde entonces y hasta nuestros días, sus miembros nos esforzamos por practicar la más absoluta libertad de pensamiento, el estudio de la filosofía, la moral y la ética, la justicia, la búsqueda del conocimiento, y el desarrollo integral del ser humano, en el marco fraternal de nuestros Ttrab.·. en los que absolutamente toda diferencia entre los HH.·. desaparece. 

Hoy, 18 de noviembre del año 2020 (ev.·.) ciento doce años después de haber sido sembrada la semilla de aquel sueño, no podemos menos que declararnos colmados de alegría por los frutos que ella ha rendido. Y hoy, aquí, frente a la feliz y honrosísima presencia de todos vosotros QQ.·. HH.·., sin duda alguna los miembros de nuestra Muy Resp.·. Ben.·. y Cent.·. log.·. Cartagena N° 52, renovamos públicamente nuestro compromiso por la defensa y salvaguardia de esas líneas de pensamiento y de esos valores que desde su fundación han signado la senda de este Resp.·. Tall.·. 

Recorrer el camino del trabajo masónico no es tarea fácil. Bien lo sabemos. La masonería Exige de sus miembros diversos esfuerzos, algunas veces supremos, pues el camino está plagado de retos. La Muy Resp.·. Ben.·. y Cent.·. Log.·. Cartagena N° 52 no es la excepción y ha tenido diversos altibajos en esa ruta. Incluso, en una etapa lejana ya, los TTrab.·. cayeron en sueños. No obstante, como el fénix, renacieron desde el año de 1935 (ev.·.) levantando, esta vez definitivamente, sus CCol.·. con sólidos cimientos que las han mantenido en pie desde entonces. 

De las canteras de este Resp.·. Tall.·. han salido muchos ilustres HH.·. que han dado brillo y prestigio tanto a la Logia, como a la Orden Masónica, al incursionar en distintos escenarios de la vida tanto masónica como profana, destacándose cada uno en su respectivo campo a lo largo de los años y haciendo aportes muy significativos en la conducción de los destinos de la masonería y de la sociedad. 

Así mismo, una lujosa lista de HH.·. MMas.·. miembros de la muy Resp.·. Ben.·. Y Cent.·. Log.·. Cartagena 52 han sido honrados a lo largo del tiempo con la dignidad de Ser.·. Gr.·. M.·. desde la cual han dirigido con éxito supremo los destinos de la Ser.·. Gr.·. Log.·. Nacional de Colombia. 

Son ellos los VV.·. HH.·. 
- Constantino Pareja,

- Antonio Regino Blanco,

- Simón Bossa Pereira, 
- Pedro Malabet.

 Todos ellos miembros del cuadro logial de fundadores.  Pero también los HH.·. 

- Benjamín Baena, 

- Roberto Benvenutti, 

- Esaú Conde Ribón, 

- Luis H. Delgado, 

- Antonio Porto Del Portillo, 

- Luis A. Uribe Aldana, 

- Alfonso Romero Aguirre, 

- Napoleón Coronel De la Hoz, 

- Rafael Fortich, 
Y en los tiempos más recientes, nuestros muy QQ.·. HH.·. 
- Isaac Schuster Smith, Past.·. Sob.·. Gr.·. Com.·. Del Supremo Consejo Colombiano del Gr.·. 33 

- Jorge Eliecer Salazar Avenia y 

- Orlando Arévalo Castillo, 
Quienes son, hoy por hoy, los miembros activos más valiosos de nuestro taller, y quienes hombro a hombro con todos los demás hermanos, lideran el accionar de la Logia desde la sabiduría de su experiencia y su consejo. 

Bástenos la referencia anterior, pues no hay aquí espacio suficiente para profundizar en las cualidades y logros masónicos y profanos de estos QQ.·. HH.·. y si he cometido algún error u omisión al citarlos, os aseguro que ha sido de manera totalmente involuntaria por lo que confío en vuestra indulgencia. 

El hecho de que la Resp.·. Ben.·. y Cent.·. Log.·. Cartagena N° 52 siempre haya sido uno de los pilares fundamentales del templo de la Ser.·. Gr.·. Log.·. Nacional de Colombia nos llena de enorme orgullo. Pero igualmente supone un compromiso trascendental de los HH.·. actualmente activos y cotizantes, pues no podemos ser inferiores al legado de quienes nos precedieron. 

Nos corresponde QQ.·. HH.·. contribuir de manera concreta y positiva al fortalecimiento de nuestra orden y de nuestro Tall.·. con un pensamiento futurista, para propiciar una Mas.·. actuante, inmaculada y vigente, basada en aquellos principios esenciales que en este taller defendemos a ultranza. 

Debemos estar atentos para preservar y fortalecer el valor de nuestro trab.·. En tal sentido, es indispensable superar el concepto de la liturgia y el ritual como único sustento del trabajo masónico, los cuales, siendo una guía inequívoca e indispensable en el camino del M.·. deben estar acompañados de las actuaciones consecuentes y los hechos que le den sentido y forma a ese trab.·. 

Nos corresponde también asegurarnos de trabajar por una Mas.·. unida y que sea como es nuestra Log.·. monolítica. No como una colección de pequeñas sociedades, clanes o individuos inconexos o, peor aún, distantes. Creemos en la necesidad de preservar nuestra orden como esa sociedad con actitud abierta que transforme realmente a cada uno de sus miembros en un hombre libre, intrínsecamente dispuesto a mejorarse a sí mismo de manera verdadera y no solo retórica, o puramente cosmética. 

Hoy, ciento doce años después de aquel día en que esos ilustres y preclaros HH.·. decidieron emprender el sueño que nos reúne, en la Muy.·. Resp.·. Ben.·. y Cent Log.·. Cartagena N° 52 debemos enfocarnos en trabajar por una Mas.·. capaz de unir los esfuerzos de todos alrededor de propósitos comunes, más que de fines grupales y muchísimo menos, de los meramente individuales. 

• Una masonería que actúe y delibere. Que no asuma una actitud pasiva y de silencio por lo que sucede en su interior y a su alrededor y que, en lugar de ello, se haga presente aportando soluciones y participando en las decisiones que la afectan a si misma y a la sociedad profana, y que vea en esa sociedad el campo de alcance de sus ideales, a través de las acciones de todos y cada uno de sus miembros. 

• Una masonería más preocupada por aportar y crecer colectivamente que por la mera crítica o el juicio estéril. 

• Una masonería separada de todo sectarismo y dogma, independiente de cualquier manipulación, orientada por la razón, el conocimiento y la ciencia, en el marco de la libertad y la fraternidad. 

• Una masonería Alejada de la ofensa, del rencor, de las rencillas, de las confrontaciones y del influjo de poderes individuales, fútiles y vanos, que en épocas pasadas llegaron a suscitar divisiones absurdas y sin sentido en el seno de esta Aug.·. Inst.·. creando cismas y deterioro triste y nefasto. 

• Además Una masonería Justa; sensata; ecuánime. Defensora indiscutible de la más absoluta igualdad entre los HH.·. en donde nunca un H.·. se vea privilegiado de manera indigna, y en la que tampoco un H.·. tenga que enfrentar jamás la incertidumbre dolorosa de verse inerme ante causas interminables o extensas más allá del sentido común, o que sean injustas o sin fundamento real, consistente y valedero, y que acaso terminen en la contradicción de privarle innecesariamente de la esencial felicidad que el M.·. deriva del disfrute de la fraternidad entre sus HH.·. y del ejercicio pleno de sus derechos. 

• Y finalmente, una masonería integrada por hombres legítimamente fraternos, decididos a convertir esta época en el tan difícil y exigente en el mejor de los tiempos, a asumir el liderazgo que esa sociedad está pidiendo a gritos y a trabajar activamente por liberarla de los lastres de la ambición, el fanatismo, la hipocresía y la ignorancia. 

QQ.·. HH.·. Abramos nuestras mentes, nuestros sentidos y nuestros espíritus y elijamos lo bueno, lo noble, lo bello de lo que somos y de lo que encontramos en el calor de nuestros templos, que en forma de símbolos nos otorga la certeza de que nuestra fraternidad está por encima de toda diferencia ocasional, y que es ella el vehículo para hacer realidad esos propósitos. 

Decidamos en forma libre y soberana, actuar en pro de nuestra Augusta Institución y fortalezcamos los lazos de unión entre nosotros, para que a través del trabajo decidido se haga cada vez más grande y trascendente. Hagamos votos para que el GADU.·. proyecte su manto protector sobre nuestra querida, Log.·. Madre, la Muy Resp.·. Ben.·. y Cent.·. Log.·. Cartagena N° 52, la cubra con su suprema energía y sea favorable a su engrandecimiento actual y futuro. 

V.·. M.·. Q.·. H.·. Luis Ernesto Ramírez Hernandez, y QQ.·. HH.·. todos: 

Felicitémonos por asistir hoy a esta conmemoración y mantengamos viva esa llama gloriosa de fraternidad que nos distingue, por encima de toda diferencia, ahora y por siempre. Que la Muy Resp.·. Ben.·. y Cent.·. Log.·. Cartagena N° 52 se conserve grande, libre y fecunda. 

Un TAF.·. a todos vosotros.


MM .·. Juan Carlos Mantilla Gómez
PVM.·. de la Muy Respetable, Benemérita y Centenaria Logia Cartagena N° 52
Ten.·. de Celebración el 18 de noviembre 2020 (ev.·.) del 112° Aniversario  
Serenísima Gran logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro