20201130

¿Qué se busca en la orden masónica?

¿Qué busca un profano en la francmasonería?


La primera e instantánea respuesta que os podría dar, sería que, un profano viene a buscar en la masonería lo que en su vida profana no encuentra ¿y qué es lo que no encuentra el profano en su vida cotidiana? siendo la respuesta a esta pregunta, que lo que el profano no encuentra es la verdadera luz, por encontrarse en medio del laberinto de tinieblas, causado por las falencias humanas y los vicios mundanos, que en el tiempo han consumido su espíritu y su integralidad como ser humano, y se encuentra allí sin poder ver la verdadera luz, por no haber sido guiado, para encontrar el camino hacia la sabiduría iniciática, y hacia el encontrar la forma del lograr por su esfuerzo, el llegar a ser cada día un mejor ser humano. 


Photo by James Day on Unsplash
Personalmente considero que siempre existen y existirán profanos, realmente propensos a ser buenos y sobresalientes masones, que son quienes buscan en la orden su crecimiento espiritual y personal, y que después de haber sido iniciados, se destacan por su trabajo masónico, ya que en forma permanente continúan el en proceso de buscar más luz y sabiduría, para lo cual también incansablemente continúan instruyéndose, en nuestras enseñanzas masónico-iniciáticas, así como trabajando sin desfallecer en el pulimiento de su piedra bruta, buscando que cada día que pasa, el alejarse de sus falencias humanas y de sus errores, incursionando así en el camino hacia la perfección, a pesar de saber que la perfección es lo solo potestad del Gran Geómetra, ya que el ser humano y masón nunca la alcanzará, pero nunca desistirá de trabajar con constancia en pro de ella. 

También considero que existen y existirán profanos que no cumplen, y o no, tienen los méritos para ser buenos masones, ya que vienen a buscar equivocadamente en nuestra orden, lo que no tienen o no han conseguido en su vida personal, ya que su primordial interés en este mundo, es su bienestar personal, sin importarle el bien común, como tampoco los medios que utilicen para lograrlo, y que como desafortunadamente ven en nosotros los masones, a hombres sin tacha y de reconocimiento tanto en la vida masónica como en la profana, por lo cual no ahorran esfuerzos para que de cualquier forma, el tratar de ingresar a la orden, ya que absurdamente piensan que ya dentro de ella, conseguirán más facialmente sus objetivos, ya que siempre aparentarán el ser hombres de bien, pero internamente solo buscan egoístamente sus intereses, siendo además que, lo que más puede atraerlos, es el pensar que la orden masónica es un fascinante mundo social, dedicado solamente a celebraciones de tipo profano, como al esparcimiento y a la relajación, desconociendo que nuestra augusta institución, es de carácter iniciático y que su único objetivo, como nos es conocido con diafanidad a los verdaderos iniciados, es el crecimiento personal y espiritual. 

Nuestros objetivos y fines nunca serán los del crecimiento y expansión social y aún menos el que se propenda, por el derroche emocional del ser humano, ya que para esto existen infinidad de otro tipo de organizaciones sociales, creadas con esos fines. Así mismo también considero que, existen y existirán profanos mal informados, que buscan el ingreso a nuestra orden, pensando que la masonería es una religión o secta religiosa, lo cual también es equivocado, ya que los hermanos masones, siempre conceptuamos y practicamos el libre pensamiento, inclusive en materia religiosa, por lo cual siempre será la potestad inviolable de cada hermano, el creer y profesar la religión que él quiera y considere, además que como masones en este aspecto, consideramos que quien rige el mundo y sus designios es al Gran Arquitecto del Universo, quien es nuestro principio creador, siendo esta concepción la que poseemos los masones en este campo especifico. 

Realmente nuestra orden masónica es para nosotros los hermanos masones, una institución sagrada, sagrada no en el concepto religioso, sino en el concepto del humanismo que profesan los hombres de bien y de buenas costumbres, siendo sagrada por la potestad y genialidad que tienen sus enseñanzas, para desarrollar y potencializar el crecimiento espiritual y moral del ser humano y no de creencias en un dios en particular, así mismo nuestra orden también ha sido, es y será conocida como un faro de luz para la humanidad, ya que en ella los iniciados profesan y trabajan por ser un remanso en las situaciones de nuestro convulsionado mundo, y a la vez el ser una escuela que propende por irradiar la sabiduría iniciática, la cual aporta luz intelectual a sus miembros y a la vez se destaca por ser un portento y ejemplo de filantropía en apoyo a los verdaderos necesitados, sin importar que nuestros congéneres sean masones o no. Finalmente mis queridos hermanos como conclusión a este análisis, os digo que siempre será de gran importancia el solo aceptar en nuestra orden masónica, a los profanos que por su manera de vivir y de pensar, realmente puedan interpretar nuestras enseñanzas, lo cual es fundamental para que con el tiempo, lleguen a ser unas excelentes columnas en las logias y a ser realmente unos leales y verdaderos masones 


H .·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33° 
P .·. V .·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro