20201212

¿Es la masonería un compromiso o forma de vida?

El verdadero iniciado nunca debería actuar por compromiso u obligación, sino que por su forma de vida Masónica sólo debería actuar por convicción.

Me permito presentar ante vosotros, mi análisis al interrogante de si es la Masonería un compromiso o es una forma de vida, iniciando por determinar qué es un compromiso y qué es una forma de vida. 

El término compromiso, deriva del latín “Compromissum” y se utiliza para describir el deber cumplir o hacer algo debido a la palabra dada, o la obligación de una persona, que se compromete o es comprometida, para hacer algo en determinada forma. El término forma de vida, puede entenderse como el conjunto de actitudes y comportamientos que adoptan y desarrollan los seres humanos de forma individual o colectiva, para realizar sus actividades, buscando su desarrollo personal en plena libertad y sin sentirse obligado a nada, solamente a hacer las cosas por convicción y/o porque considera que es el deber ser. 

La masonería es una forma de vida que implica compromisos
Photo by Jesus David Gomez 

Profundizando el análisis podríamos concluir que el término compromiso en relación con la Masonería, implica necesariamente que el Iniciado, desde su ingreso a la Orden, está obligado y comprometido a acatar todos sus deberes en la Orden, y también a beneficiarse de sus derechos; pero todo lo anterior como un compromiso, o sea como una obligación, lo que implica que si los cumple, sus actuaciones serán bien vistas a la luz de los estatutos y reglamentos Masónicos, pero si no su conducta será juzgada. 

En lo concerniente al concepto de forma de vida en relación con la Masonería, nuestra institución iniciática, que tiene en sí misma la capacidad de generar un efecto trasformador y altamente positivo en los iniciados, que realmente sí entienden y practican su filosofía, ya que en esencia, la filosófica Masónica, toca las fibras más sensibles del ser humano, lo cual conlleva a que el iniciado, por convicción personal, en el trascurrir de su vivir masónico, todas sus acciones y actividades se realicen completamente convencido que es el  deber ser, y que siempre actúa masónicamente sin requerir de ningún tipo de presión u obligación. 

Por lo expuesto anteriormente os expreso que el verdadero iniciado nunca debería actuar por compromiso u obligación, sino que por su forma de vida Masónica sólo debería actuar por convicción, porque es el deber ser, porque considera que es la verdadera forma de proceder en todas las situaciones dentro y fuera de la institución; si asiste puntualmente a las tenidas y a los trabajos es porque le nace de corazón hacerlo y no porque esté obligado por estatutos y reglamentos; si cotiza puntualmente, es porque es lo natural y correcto, porque es la forma en que los caballeros honran sus obligaciones; cuando asume un cargo en la Orden, lo hace conscientemente, por su voluntad y porque dispone del tiempo necesario, no por obligación o compromiso, ya que el verdadero Hermano Masón, siempre actúa acorde a sus principios y fundamentalmente porque dentro de su ser y en su corazón tiene vivo el fuego espiritual, en su alma la llama de la templanza y de la tenacidad, así como la responsabilidad moral y la motivación de caballero, de hombre de honor y de buenas costumbres, actuando siempre con honestidad, de forma fraterna, libre y trasparente, cumpliendo la normatividad Masónica en beneficio de sus HH.·.,  la Orden y la Humanidad. Es una forma de vida 

P.·. V.·. M.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33. 
Ben.·. Log.·. Lumen N°14
Serenísima Gran logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro