20210219

El trabajo virtual de las logias masónicas

El trabajo virtual en tiempo de restricciones por pandemia mantiene viva la llama de la masonería.


Desde siempre por las reglamentaciones masónicas como por las arraigadas costumbres ancestrales, nuestro trabajo masónico siempre se ha realizado en forma presencial en nuestros templos masónicos, ya que nuestra orden desde sus inicios construyó una ritualidad en la cual es imperante y determinante la presencia física de los hermanos en la logia. 

Para la realización, ejecución o desarrollo ortodoxo tanto de nuestras tenidas o trabajos masónicos tanto regulares o de calendario, así como también para las tenidas solemnes tanto de iniciación, como de aumento de salario y de la exaltación al sublime grado de maestro masón, es insustituible e irremplazable la presencia física de los hermanos en el taller, ya que todo el simbolismo y ritual masónico requiere de no solo ocupar los puestos acorde a los cargos en logia, sino que los trabajos también requieren de ciertos movimientos y desplazamientos ritualísticos, para que el trabajo logial pueda realizarse como es el deber de ser, y para que la trasmisión tanto de la energía masónica simbólica, como la irradiada por los conocimientos implícitos y explícitos contenidos en las planchas masónicas que se presentan y de la alquimia general iniciática, puedan desarrollarse y fluir, y que estas puedan ser recibidas realmente por todos los hermanos masones presentes. 

El trabajo virtual en tiempo de restricciones por pandemia mantiene viva la llama de la masonería.
Photo by FLY:D on Unsplash 

Por todo lo anterior es que estatutariamente se requiere de la presencia de los hermanos en logia, además que con la asistencia física y con el trabajo masónico regular en el taller, se engrandece la fraternidad, ya que antes de ingresar al templo, dentro de él, como al salir de él, se engrandecen y se fortalecen no solamente los lazos de unión entre masones, así como también el respeto, el mutuo conocimiento, la amistad y la alegría entre los hermanos, además de que esta relación presencial permite el compartir innumerables conocimientos y enseñanzas de vida que redundan en que los masones sean más que amigos, que sean hermanos. 

Además que para los masones como seres sociales, también siempre será de importancia el compartir con sus hermanos las vivencias masónicas o profanas, y que como en pasos perdidos se pueden tratar temas de interés así no sean masónicos, y que con la variedad de personalidades, de profesiones y de formas diferentes de ver el mundo, esta situación permite que se engrandezca nuestra receptibilidad de conocimientos en todos los campos del saber. 

En nuestros actuales tiempos por las afectaciones acontecidas y también presentes debidas a la pandemia del covid 19, las cuales siguen aún vigentes y lo seguirán siendo por mucho tiempo más, y que estas realmente son un real riesgo tanto para la salud como para la vida tanto de profanos como de masones, y que aunque ya existen avances importantes para su mitigación, pero hasta que la ciencia y la responsabilidad individual de cada uno de nosotros no consiga su erradicación, nos veremos obligados a no poder reunirnos ni a realizar ningún acto presencial, como lo es asistir a los templos masónicos para realizar nuestros trabajos rituales correspondientes, ya que el coronavirus que es de muy fácil trasmisión y que como en todos los ámbitos masónicos como profanos, la vida es considerada como el bien más preciado del ser humano, por bioseguridad nos hemos visto temporalmente obligados a cambiar en parte nuestras ancestrales costumbres y nos hemos visto direccionados a efectuar nuestros trabajos logiales en forma virtual. 

El trabajo virtual que en forma temporal realizan las logias, nunca podrán igualarse al trabajo presencial, pero en la actualidad es la única forma de mantener encendida la llama de la masonería, ya que virtualmente se ha podido así sea con limitaciones trabajar masónicamente, obviamente con modificaciones también temporales en los rituales, ya que las formas, normas y costumbres masónicas de los trabajos presenciales en el templo no podrían realizarse en la virtualidad, pero aun así nuestra orden se ha adaptado a la situación existente, dando paso temporal al trabajo logial virtual. 

Este trabajo logial virtual, también requiere de un gran esfuerzo por parte de todos los miembros de las logias, ya que como en los trabajos presenciales es de importancia la puntualidad y el comprometimiento para colaborar en su realización y para hacernos participes de ellos, así como también a ser motivadores para que además de que se cumpla con la parte ritualística virtual y de la parte administrativa del taller, se dedique en especial la mayoría del tiempo a la presentación de trabajos masónicos, ya sean sobre temas relacionados con su simbología, de concepciones o de reflexiones masónicas, que nos fortalezcan espiritualmente, para que así los hermanos continúen con su motivación iniciática y sigan engrandeciéndose como masones y por ende continúen en el camino inalcanzable de la perfección como a ser mejores hombres y seres humanos, ya que de no hacer el trabajo masónico virtual con la utilización de rituales que se han adaptado a los tiempos actuales, conllevaría a que las logias por no trabajar decaigan en el tiempo, al igual que la motivación de sus hermanos como masones. 


H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33° 
P .·. V .·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro