20210325

El Gran Arquitecto del Universo

El concepto de Gran Arquitecto del Universo en la Orden Masónica

Mis queridos hermanos con el más fraternal de los saludos os presento una plancha sobre el concepto de Gran Arquitecto Del Universo, el cual es fundamental comprender para quienes somos iniciados en nuestra antigua y fraternal institución de la francmasonería, ya que para ingresar a nuestra orden es perentorio en las logias regulares, que son las reconocidas por la Gran Logia de Inglaterra, que se acepte la creencia en el Principio Creador, al cual los hermanos masones denominamos el Gran Arquitecto del Universo, y no se aceptan a quienes no tienen ninguna creencia al respecto o se identifiquen con el ateísmo, ya que quienes tengan esas concepciones solo podrán ingresar a la masonería irregular, la cual es orientada por el Gran Oriente Francés, que además de aceptar ateos o no creyentes, también acepta en sus talleres la presencia de la mujer.

El concepto del Gran Arquitecto del Universo en la masonería
Leonardo Baldissara on Unsplash

En nuestras logias regulares por ser conformadas por librepensadores, aceptamos como miembros activos en nuestros talleres a todos aquellos masones que profesen cualquier religión, respetándoles sus creencias religiosas, cualquiera que ellas fueren, y nunca se les tratará o insinuará el porqué de su religión o fe, ya que este aspecto es inherente a cada masón, siendo la única exclusión la de quienes no profesen ninguna o se digan ateos.

La concepción del Gran Arquitecto del Universo  del autor Aldo Lavagnini, la cual plasma en su libro el “Manual del aprendiz”, donde nos dice que “El concepto de un Gran Arquitecto del Universo o Principio divino Inteligente, que se constituye como el foco espiritual y la base inmanente de la gran obra de la construcción particular y universal, representando sin duda en todos los tiempos el fundamento de la creencia de los constructores, y este mismo concepto constituye el principio cardinal de la masonería moderna, pues no tendrían valor masónicos los trabajos que no se realicen a la gloria del Principio Creador, es decir, con el fin de que la espiritualidad latente en todo ser y en toda cosa, encuentre por medio de los mismos su expresión o manifestación más perfecta”. De esta forma el autor nos presenta su visión sobre la deidad en forma sencilla y práctica.

Como masones cada uno de nosotros en nuestro libre albedrio y acorde con sus concepciones filosóficas, o de carácter religioso, podemos el determinar libremente cómo interpretar la concepción del Principio Creador, sin que esto implique ningún cambio en la fe religiosa que profesemos, ya que tanto la orden masónica como todos los hermanos que la conforman, jamás  nos preguntarán cuales son nuestras creencias y que tipo de religiosidad cumplamos en la vida profana, ya que dentro de la orden y dentro de los templos masónicos los hermanos siempre nos referiremos al Principio Creador. Es por ello por lo que se ha establecido en nuestras directrices masónicas que en los templos masónicos y en los trabajos logiales, no se deben tratar temas religiosos, en el sentido de no entrar a interpretar o a analizar las diversas religiones y a un menos a calificarlas en cualquier sentido, ni a compararlas unas con otras, ya que todas ellas merecen el mismo respeto, y aún más cuando sabemos que entre nosotros hay hermanos masones que las profesan.

Es por lo anterior que es importante que cuando un profano muestre sus intenciones de ingresar a la orden, el hacerle ver que la masonería reglar exige la creencia en un Principio Creador, cualquiera que él sea, y que siempre deberá aceptar las creencias religiosas de los hermanos masones, para lo cual siempre en la declaración de principios entre los interrogantes a ser resueltos por el profano, están tanto sus datos generales, familiares, académicos y profesionales, así como otros aspectos de su vida y entre ellos si el cree en un Principio Creador, y de ser esta respuesta negativa, su ingreso no será permitido y la solicitud debe ser rechazada, por el sencillo motivo que el hermano masón es un ser que siempre está en búsqueda de su crecimiento personal, lo cual incluye un comportamiento acorde con los hombres libres y de buenas costumbres además de ser respetuoso y que considera real la existencia del Gran Arquitecto, también llamado masónicamente el Gran Geómetra, quien dentro de la orden es el centro de la concepción de la deidad. 

Por ser en realidad la orden masónica una escuela iniciática que busca la realización y el crecimiento espiritual del ser humano, para que en su vida en este mundo fenomenal pueda realizarse y ser feliz, y que por ser  un librepensador, no interferirá jamás en las creencias religiosas de sus pares, ni en su forma de determinar la deidad, siendo por lo anterior, que en todos nuestros rituales no existe ningún tipo de oración, o de rezos como es la costumbre en las diferentes religiones existentes en nuestro mundo, ya que solo en la apertura de los trabajos como en el cierre de estos, el venerable maestro hace referencia al Gran Geómetra, pero no hace ningún énfasis adicional; siendo la más grande demostración de la plena libertad religiosa de los masones, que en el ara siempre estarán dispuestos además de la biblia, los demás libros sagrados de las religiones que profesen los hermanos que estén presentes en los trabajos, siendo por lo que podemos concluir, que la masonería no es una religión, y que solo por reconocer la existencia de un  Principio Creador, no la hace dogmática.

H ·. JUAN MANUEL LESMES 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

Bibliografía:

Lavagnini Aldo, Manual del Aprendiz. Editorial Kier, 2002