20210324

¿Qué es un masón en sueños?

El masón en sueños es aquel hermano que se encuentra desafiliado de su logia

El concepto de sueño es que este verbo representa la actividad mental que se desarrolla en nosotros al margen de nuestra actividad consciente, y por eso de allí se deriva la concepción en la distinción entre los masones, siendo que unos son los llamados masones activos y los otros son los llamados masones en sueños. 

El masón activo es aquel que se encuentra afiliado a una logia, y que necesariamente hace parte de su cuadro logial, que asiste regularmente a los trabajos y que además de tener un lugar en alguna de las dos columnas de aprendices o compañeros, o hace parte de la cámara del medio, u ocupa un lugar en el oriente si su trasegar ha sido de renombre en el taller por haber ocupado tanto la silla de Salomón o alguna otra alta dignidad; así mismo el masón activo es aquel que cotiza y que debe encontrarse siempre a plomo con el tesoro, y que por lo tanto está en ejercicio pleno de todos sus derechos y deberes con la orden masónica. 

George Lemon on Unsplash

El masón en sueños es aquel hermano que se encuentra desafiliado de su logia, ya sea que por su propia voluntad haya solicitado voluntariamente su carta de quite, o que por alguna razón estatutaria como lo puede ser el no estar a plomo con el tesoro, por haber dejado de cotizar en un tiempo mayor a lo establecido en la reglamentación vigente, o porque dejó de asistir regularmente a los trabajos teniendo la capacidad para hacerlo. Diferente del caso del masón cuando este haya sido retirado o irradiado de la orden por alguna causa juzgada y que haya conllevado a una condena, cumpliéndose lo previsto en nuestra reglamentación, en lo referente a la exclusión del hermano de la logia, como de la orden masónica. 

En general un masón en sueños es aquel que ha dejado de ser un hermano activo en su logia, ya que por su condición de estar al margen de la orden, no podrá participar ni ser tenido en cuenta en los trabajos iniciáticos de ningún orden, y por lo tanto no podrá ni deberá figurar dentro del cuadro de miembros activos y cotizantes de un taller, ni formar parte de comisiones estatutarias o temporales, además que por su condición de retiro no será tenido en cuenta para presentar conceptos o luces masónicas, como tampoco podrá presentar trabajos masónicos de instrucción. 

El estar en sueños, no le implica al hermano masón el seguir siendo un masón, sino que no se encuentra en actividad, excepto si ha sido irradiado, ya que en ese caso si pierde la totalidad de los derechos masónicos, e inclusive los grados alcanzados dejan de tener valor y por lo tanto no será reconocido como masón, a diferencia del hermano en sueños, ya que en esta condición sigue con su calidad de masón, y que en el caso de poseer una carta de quite, la cual le permite por un periodo prudencial de tiempo, el cual normalmente no puede ser mayor de seis meses o de un año, acorde como esté establecido en la respectiva legislación, el poder visitar logias; y al término de ese tiempo si el hermano inafiliado no ha regularizado su situación en su logia o en otra logia regular, pierde ya totalmente sus derechos por entrar en irregularidad, por lo cual ya no podrá visitar logias y ni participar en los trabajos masónicos de ningún taller. 

También con el trascurrir del tiempo un hermano masón inafiliado, pero con carta de quite y o en irregularidad, podrá en cualquier tiempo el solicitar su afiliación a una logia, presentando los documentos correspondientes, como son la carta de quite y el diploma que le acredite el grado masónico con el cual se retiró o pasó a estar en sueños en la orden, proceso en el cual la logia a la cual ha solicitado su afiliación, debe de adelantar una investigación para determinar realmente las causas del retiro del hermano, y luego de un análisis al respecto y de resultar que no existen inconvenientes o en caso de que los inconvenientes sean por deudas al tesoro, las cuales si son canceladas, la solicitud debe de ser sometida a la aprobación en principios del taller, y luego se dispondrá del balotaje correspondiente, y de ser este aprobado, se le notificará la fecha de su afiliación, a partir de la cual el hermano en sueños vuelve a gozar de todos los derechos como hermano masón y así como también volverá a asumir todos los deberes para con su logia y para con la orden masónica. 

Por otra parte como hombres librepensadores, los hermanos masones comprendemos que, un hermano en sueños y que en su tiempo de actividad en la orden consiguió por sus méritos avanzar en su proceso iniciático, podrá en forma personal e independiente de la orden, continuar a su manera en la profanidad de su vida y mundo interior, con el propósito de los principios y postulados masónicos, de ser un hombre de bien y de que sus actos en el mundo fenomenal profano sigan siendo acordes a los de los hermanos masones en actividad, y que seguramente continuará con su aprendizaje autodidacta y estudio personal, pero ya con la imposibilidad de usar nuevamente un mandil y a ser reconocido y aceptado como un masón activo. 

Como única conclusión os puedo decir que, el estar un hermano masón en sueños, es el ser masón, pero en la inactividad, sin la pérdida de su grado y condición de masón, limitado a no poder asistir ni a participar de los trabajos, ni a ser poseedor de los derechos inherentes a la orden, así como tampoco deberá de cumplir con los deberes masónicos, sin olvidar de que siempre deberá de ser un hombre libre y de buenas costumbres, y también obligado a respetar la orden masónica a pesar de que ya no sea parte de ella. 

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33° 
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14 
Serenísima Gran Logia nacional de Colombia
Especial para Escuela masónica Carlos Aranza Castro