20210303

Significados y razones del Maestro Secreto

Un buen masón, debe ser un hombre de honor y de conciencia, prefiriendo honrar su deber siempre ante cualquier situación, incluso anteponiéndola a su vida en defensa de una causa justa, el honor o la familia.

Sin duda alguna, como ya han podido observar del tiempo que llevan trabajando en esta institución, estimo que no le es extraño apreciar que la Masonería es una organización simbólica, en sus trabajos encontramos emblemas, signos, Alegorías que representan sus propósitos que son los de entregar importantes mensajes o enseñanzas de moralidad y filosofía que en últimas constituyen un gran sistema, completo y armonioso de orientación al mundo espiritual.

El ingreso a este cuarto grado y primero del escocismo es una norte hacia el crecimiento que impulsa a vosotros hacia adelante. Es posible que en los primeros tres, grados simbólicos, que ya conocen, habéis visto enseñanzas en moralidad que en verdad conocían, pero entre nosotros se pretende mostrar como enseñanza científica que ahora se mantienen pues implican la entrada al gran templo Masónico dentro del cual ya han dado el primer paso sobre el umbral, a través del pórtico, hacia el santuario interno y el corazón del templo. Ahora vais a iniciar el camino que conduce al fondo de la verdad, lo cual depende de tu Reserva, Obediencia y Fidelidad, para avanzar, o permanecer estacionario. 

Un buen masón, debe ser un hombre de honor y de conciencia, prefiriendo honrar su deber siempre ante cualquier situación, incluso anteponiéndola a su vida en defensa de una causa justa, el honor o la familia, para ello debes ser independiente en las opiniones, contar y predicar buena moral, sumiso a las leyes, velar por el crecimiento de la humanidad, de tu país, de tu familia.
Photo by Stefan Steinbauer on Unsplash

En consecuencia, tenemos que la Masonería con su universo de símbolos y ceremonias nos han enseñado mucho, no obstante debemos seguir buscando el conocimiento, por ello la institución te invita a ser un verdadero y serio investigador del conocimiento para entender las profundas y armoniosas proporciones de la Masonería, y repito, para ello no hay camino distintos al de seguir el deber de leer, estudiar, reflexionar y aplicar a la humanidad, con verdadera fraternidad, principios iconos de la Masonería como el de la igualdad, el de la humildad o el de fraternidad, no como infortunadamente encontramos HH.·. que en la práctica estiman que son más encumbrados o más grande que otros, lo que ni es verdad pero refleja la poca formación masónica en ellos, pues repito, para el masón no hay ninguno más grande que otro, si aprendéis que la francmasonería es una benefactora universal de la humanidad, nacida en la misma cuna de la raza humana has asimilado su finalidad, siempre nos han enseñado que las grandes dignidades son los primeros entre los iguales. 

Aprender, es hacerse sabio con el estudio, por lo que debéis compartir vuestra sabiduría y enseñar tus conocimiento a otros, sin duda ese proceder revela una naturaleza noble, pues enseñar es el trabajo más digno del hombre, pero una enseñanza verdadera, nacida del alma, no aquella hipócrita o aparente que no en pocas ocasiones encontramos, de esa manera se sirve a la institución y de contera a nuestro país y a toda la humanidad, ello es una expresión de vuestra nobleza, pero si tenéis otros objetivos menos nobles y estáis contento con un vuelo más bajo, deteneos aquí; dejad a otros escalar a las alturas y la Masonería que satisfaga su misión. Si avanzáis, ceñid vuestras espaldas, pues el camino es largo y laborioso.

Además debéis ser reservado, actuar con obediencia y fidelidad para resistir las tentaciones de la maldad o de la envidia, cuídate de no ser impulsivo con vuestra boca, no permitáis que vuestro corazón sea precipitado en proferir sentencias imprudentes, tratad que vuestras palabras sean pocas pero llenas de amor y fraternidad, y recuerda siempre que aquel que es falso con sus obligaciones será falso con sus amigos, con su familia, con su país y con Dios. La palabra de un Masón, como la palabra de un Caballero en la época del Código de Caballería, debe ser sagrada, y el juicio de sus hermanos sobre él que viole su obligación debe ser tan severo como el juicio de los censores Romanos sobre el que violó su juramento. 

Así que en resumen, un buen masón, debe ser un hombre de honor y de conciencia, prefiriendo honrar su deber siempre ante cualquier situación, incluso anteponiéndola a su vida en defensa de una causa justa, el honor o la familia, para ello debes ser independiente en las opiniones, contar y predicar buena moral, sumiso a las leyes, velar por el crecimiento de la humanidad, de tu país, de tu familia; ser muy bueno e indulgente con todos tus hermanos, amigo de todos los hombres virtuosos, y listo para asistirlos a todos con los medios que tengas en tu poder. Si así fuereis, fiel a ti mismo, a vuestros compañeros, y al Gran Arquitecto del Universo, haréis gala de honor al nombre y al grado de Maestro Secreto

H.·. WILSON TONCEL GAVIRIA 33
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela masónica carlos Aranza Castro