20210428

¿Cuál es el secreto de la masonería?

 La simbología masónica es la que en sí misma guarda los secretos de la Orden.


Mis queridos hermanos con el más fraternal de los saludos me permito presentar a vuestra consideración la plancha que he titulado, “Otra forma de interpretar el secreto masónico”. El término de secreto proviene del término del latín “Secretus”, que es el participio pasivo del verbo “Secernere” que quiere decir poner aparte, o sea que significa el ubicar en un lugar especial algo que no se pueda ver o conocer, además se dice que el verbo del latín “Secernere”, se consideraba como una combinación del indoeuropeo “Se”, que quiere decir separación y que se encuentra al inicio de los verbos separar, segregar, seleccionar, y el verbo latino “Cernere” que significa analizar o distinguir, queriendo esto último decir que “Secernere” no es solamente el poner algo separado o aparte, sino que es colocarlo donde no llame la atención o donde no se pueda o no sea fácil distinguirlo o analizarlo.

La simbología masónica es la que en sí misma guarda el secreto masónico?
Photo by Stefan Steinbauer on Unsplash

Así mismo es fácil confundir el término de secreto con el término de discreto, siendo secreto algo que solamente es conocido por un número limitado de personas, o un saber o conocimiento que es impenetrable y que solo resulta asequible o perceptible para las personas que tengan las capacidades para conocerlo, y discreto es la reserva o cautela para guardar un secreto o para no decir lo que se sabe y que no es necesario que sea conocido por los demás, así mismo también se define como la prudencia o sensatez para formarse un juicio o el tacto para hablar u obrar, por lo cual podemos decir con franqueza que los términos de secreto y discreto tienen algunas similitudes pero difieren en el fondo.

Masónicamente estas diferencias entre secreto y discreto las podemos entender, teniendo en cuenta que secreto es el guardar realmente como están direccionadas las enseñanzas masónicas, los progresos internos que consigamos realizar en nuestra vida masónica, como lo son los avances que tengamos en el proceso del desbastar nuestra piedra bruta en la construcción simbólica de nuestro templo interior, que solo son de suprema importancia para nosotros mismos y que no debe ser de conocimiento de ningún otro ser humano, así como también a los secretos que debemos de guardad con respecto a los asuntos tratados en logia, los cuales solo le conciernen a los miembros del taller; y lo discreto en la orden hace referencia a aquel sigilo con el que debemos de guardar como masones, nuestros rituales, signos y demás aspectos masónicos, que solo deben de ser conocidos por los iniciados y acordes con el grado de cada uno.

La simbología masónica es la que en sí misma guarda los secretos de la orden, ya que su significación simbólica esta velada para quien no los pueda esotéricamente interpretar, ya que la existencia material de estos no es en sí misma ningún secreto, pero como sí lo es el significado que tiene para cada uno de nosotros y más aún el efecto que un símbolo pueda tener en el proceso de la transformación interior que se produce en cada iniciado.

Es por ello que nos es claro que un símbolo en sí mismo no es el secreto, sino que secreto está en la interpretación que se haga de este, ya que en el mundo profano también se conocen los símbolos, pero para el hombre normal, ellos tienen su propia interpretación, como en el caso del compás, el cual para los profanos es simplemente un instrumento de dibujo que permite el trazar círculos o arcos de circunferencia y tomar también distancias entre dos puntos fijos en un dibujo o en un mapa, además el compás en la navegación es un instrumento similar a una brújula, utilizado para determinar el rumbo de la embarcación en relación con el norte magnético; y en masonería la simbología del compás es como esta descrita en el libro “Diccionario Akal de la francmasonería del autor Juan Carlos Daza quien dice que, el compás que generalmente está acompañado de la escuadra, es el símbolo por excelencia de la masonería, y que representa la imagen del pensamiento y del espíritu, dibujando o recorriendo los círculos del mundo, siendo por si solo un atributo de las actividades creadoras, además que el compás masónicamente también representa los límites, en los que el hermano masón debe mantenerse, en especial en sus relaciones con sus semejantes y especial con su hermanos”.

Por otra parte, como iniciados y masones nos es cierto que si analizamos fríamente el secreto o el discretísmo masónico, estos no tienen nada que ocultarle al mundo profano, ya que nada de lo tratado en los templos masónicos es contrario a la ley y al orden universal, como tampoco lo es en contra del estado de derecho establecido, ni contra las normas aceptadas normalmente por la sociedad en la cual residimos, así como tampoco la masonería tiene o esconde ningún tipo de revelación extraordinaria, que pueda cambiar o alterar la ciencia o la vida en el mundo fenomenal profano. La orden solo guarda para sí misma y para sus iniciados sus rituales, sus procedimientos ceremoniales, sus signos de reconocimientos y su forma esotérica de interpretar los símbolos.

Finalmente y como conclusión podemos decir que la orden masónica, no guarda en sí un gran secreto, que es sencillamente una institución iniciática que pretende el fomentar el crecimiento espiritual del hombre, para que este cada día pueda llegar a ser un mejor ser humano de lo que ya era antes de ingresar a la masonería, así como también a que el iniciado sea un promotor de los preceptos de libertad, de igualdad y de fraternidad, con el loable propósito de que este mundo algún día sea mejor del que a nosotros nos tocó vivir.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P .·. V .·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

Bibliografía:

· Daza Juan C, Diccionario Akal de la Francmasonería – Ediciones Akal, 1997.