20210416

El simbolismo de la escuadra en masonería

La escuadra es una de las tres grandes luces de la masonería junto con el compás y el libro sagrado.

La escuadra es el instrumento que se utilizó desde el principio de las civilizaciones con el propósito de dar forma  de cuadrado a una pieza de construcción o de decoración, elaboradas en piedra, en madera o en cualquier otro material, en el cual las cuatro esquinas forman lados rectos unidos perpendicularmente en un ángulo de 90 grados, facilitando la correcta ubicación de las piedras en una construcción, o permitiendo  el comprobar que las piezas, figuras o moldes utilizados tengan esa forma, proviniendo el término de escuadra del latín, formado por dos léxicos, siendo el primero el prefijo “Ex” que significa hacia afuera y el sufijo “Quadrere”, que significa cuadrar o hacer forma de cuadro.

La escuadra es una de las tres grandes luces de la masonería junto con el compás y el libro sagrado.
Photo by Benjamin Bousquet on Unsplash

Las características anteriores que definen al instrumento de la escuadra, son las que le han permitido al hombre trazar rectas perpendiculares exactas, es decir que se unen en un ángulo perfecto de noventa grados, siendo este instrumento muy utilizado en la civilización egipcia que se destacó por sus magníficas construcciones, y que como esta descrito en el “Diccionario Akal de la Francmasonería del autor Juan Carlos Daza, quien dice que, en Egipto la diosa Maat, que era la diosa de la medida y de la equidad, siempre llevaba una escuadra entre sus atributos principales. Así mismo en occidente la diosa Rebis Hermética, también denominada el Andrógino, portaba la escuadra, al igual que en la cultura china, Fo-hi y Niu-Kua, que representan tanto el principio femenino como masculino, portaban un compás y una escuadra respectivamente”. 

En masonería entendemos que la escuadra inicialmente representa el ángulo recto que es fundamental en todo tipo de construcción, conociéndose inicialmente de su utilización como ya se advirtió, en la  civilización egipcia y posteriormente como parte de las enseñanzas esotéricas de la escuela pitagórica, y en nuestra orden masónica la primera referencia que se tiene de la escuadra, es en un trazado del año  de 1725 titulado el Catecismo del arte, escrito en Inglaterra por un autor desconocido, en el cual se toma a la escuadra que era uno de  los instrumentos de los antiguos albañiles de la masonería operativa, y pasa a ser uno de los símbolos esenciales de la masonería especulativa. 

La escuadra es una de las tres grandes luces de la masonería junto con el compás y el libro sagrado, luces que están depositadas en el lugar más emblemático del taller masónico, el cual es el ara, siendo la escuadra el símbolo por excelencia de la rectitud tanto moral como personal del hermano masón y el símbolo esotérico con el cual el iniciado, domina todas sus pasiones y falencias humanas. 

La escuadra es el símbolo que distingue y es a la vez la joya que porta siempre el venerable maestro de una logia masónica, siendo la representación más clara de que es el primero entre sus iguales, y a la vez es la representación del iniciado más justo, ecuánime y recto, lo cual le permite el regir los destinos de la logia para el bien de todos los hermanos que la conforman, y por ejercer el liderazgo masónico en forma fraternal, con altruismo y en equidad, permitiendo que el trabajo grupal de los hermanos en logia siempre sean para el beneficio del crecimiento espiritual y personal de los miembros de su logia. El venerable maestro consuetudinariamente porta la escuadra, la cual siempre está sostenida o pende del vértice de ella, y esta escuadra simbólica siempre tendrá o está conformada por dos lados desiguales unidos en ángulo recto, en proporción de tres a cuatro, siendo el lado más corto finalizado en forma recta y representa lo pasivo y el lado mayor tiene su final angular y representa lo activo.

En la orden masónica, la escuadra, también simbólicamente representa a los más sanos principios que son la base para toda clase de acciones de reconocida moralidad, además de simbolizar la lealtad, la sinceridad, la equidad, la justicia y la razón, y para recordarnos lo anterior, está siempre estará presente en los signos de orden de los tres grados simbólicos, ya que en ellos el hermano masón, siempre forma  una escuadra con la colocación  de varias partes de su cuerpo, como por ejemplo en la colocación de los pies, los cuales siempre estarán formando una escuadra, y acorde a los diferentes grados simbólicos, también ciertas partes del cuerpo forman escuadra  como es, en la forma de la colocación de los brazos, antebrazos, manos y de la separación de los dedos de estas, acorde a como  está establecido y descrito en los diferentes rituales de  nuestra orden masónica. 

La escuadra masónica también según otros autores, es la herramienta esencial que permite verificar si han sido adecuadas las rectificaciones que hemos hecho simbólicamente a nuestra piedra bruta, ya que ella nos permite determinar si las imperfecciones sí se han removido y sí su figura ya es de piedra cúbica, ya que con su correcta  utilización, podemos ver si se ha avanzado en el proceso de perfección que la llevará a tener la esperada forma cúbica y si sus lados y ángulos son correctos, y en el más sublime de los sentidos masónicos, si nuestra personalidad ha avanzado en el desbastar nuestras imperfecciones humanas, ya que siempre como hombres de bien y de buenas costumbres, deberemos ser hombres rectos y probos, que siempre estaremos en buscar ser mejores seres humanos, distinguiéndonos por el poner en práctica los postulados y principios masónicos, y que ayudados de la simbólica escuadra masónica pulir nuestra verdadera personalidad, para si poder ser ejemplos para la sociedad.

H .·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P .·. V .·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

 Bibliografía: 

•         Daza, Juan Carlos, Diccionario Akal de la Francmasonería, Ediciones Akal, 1997.