20210520

Egoísmo y masonería

El ser egoísta y mentir conllevan a la degradación del hermano masón.

Iniciaré este trabajo presentando mis consideraciones sobre el egoísmo, término que proviene del griego “Ego” que significa “Yo” , complementado con el sufijo “Ismo” que significa la actitud de quien sólo manifiesta el interés por lo propio, siendo en realidad el egoísmo una actitud desmedida por el propio interés y sin ninguna preocupación por la suerte de los demás.

El egoísmo masónicamente para mí es inaceptable, ya que cuando un iniciado recurre a él como a la mentira para conseguir cualquier fin, sin importar si estas actitudes sean realizadas en el mundo masónico como en el profano, demuestran que quienes las utilizan, están en el rango más elevado de la degradación del ser humano, ya que buscan el conseguir por medio de estas formas de actuar, los propósitos que nunca podrán conseguir por sus propias capacidades o por no querer trabajar honestamente para conseguir los fines que anhelan sin merecerlos. 

No hay nada más que distancie a un hermano masón de ser un verdadero iniciado, que la utilización del egoísmo para con sus hermanos.
Photo Iulia Mihailov on Unsplash

20210519

La sinergia en la masonería

La sinergia masónica al igual que como en el mundo profano, tiene como fin esencial el progreso y el desarrollo de la organización.

El término de sinergia proviene del griego “synergía”, que significa el trabajo o el esfuerzo que se requiere hacer por parte de un conjunto de dos o más personas, para desarrollar una compleja tarea y conseguir el realizarla y finalizarla con éxito. Sinergia también es cuando dos o más objetos o dos o más personas, actúan de la misma forma o manera con el propósito de conseguir un fin determinado.

Así mismo la sinergia filosóficamente es el momento en que el todo es mayor que la suma de las partes, y que por lo tanto ese todo proporciona un mayor rendimiento o efectividad que si se trabajara por separado, pudiéndose decir que sinergia significa cooperación, o sea la acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos que si se actúa en forma individual o por separado uno de otro. Desde un campo práctico y sencillo, podemos entender la sinergia, si analizamos el funcionamiento de un reloj, ya que sus piezas que actúan en forma individual, pero que a la vez son un conjunto de engranajes que producen movimientos precisos y coordinados, movimientos con un objetivo o fin común, ya que si las piezas trabajaran independientes pero con un fin diferente, sería imposible que señalaran la hora con exactitud.

La sinergia masónica al igual que como en el mundo profano, tiene como fin esencial el progreso y el desarrollo de la organización
Photo by christie greene on Unsplash

20210518

La historia del Toque de Silencio como ejemplo de fraternidad

Fue entonada por primera vez en un acto  de demostración plena de cómo es que debería de ser la fraternidad

El toque del silencio según varios historiadores militares, es el himno solemne con el cual se rinde el último homenaje a los héroes que han dado la vida por su patria y que se remonta al periodo de 1861 a 1865, en el cual se libró  la guerra de secesión de los Estados Unidos de América, siendo que a esta pieza musical inicialmente se le otorgó la autoría al general de brigada de la unión Daniel Butterfield, quien supuestamente dispuso el modificar un himno francés, con el cual se tributaban honores a los soldados fallecidos, pero ha trascendido que el toque del silencio en verdad es un poema cuyo autor falleció en la confrontación de la guerra estadounidense, y que por la belleza de su música y letra ha trascendido universalmente, siendo ese toque utilizado inicialmente en los funerales militares y que con el trascurrir del tiempo, actualmente también se ejecuta en sepelios de ilustres personajes.

20210513

La masonería y el agradecimiento

Los masones deben ser siempre unos seres agradecidos

Agradecer es un verbo activo transitivo que tiene como significado el expresar o declarar con obras o palabras gratitud, y o dar las gracias por el haber recibido un privilegio o un beneficio. Así mismo el estar agradecido es el sentir gratitud por lo que nos fue dado, sea esto algo tangible o intangible. Así miso el termino agradecer proviene del prefijo “A” y de “Gradecer” que proviene del latín “Gratus” que significa grato, al cual se le suma el sufijo “Ecer” que es un sufijo latino que forma o complementa verbos derivados o parasintéticos a partir de nombres y adjetivos.

Masónicamente el ser agradecidos, es en sí mismo uno de los sentimientos más beneficiosos que podemos experimentar los iniciados, ya que esta percepción nos permite el ser positivos en todo, además de que en nuestro interior nos genera una sensación de estabilidad y de paz, la cual en los momentos de dificultad, nos permite con serenidad el encontrar nuestras propias soluciones a lo que podemos realmente resolver, y si no es posible el aceptar de que el mundo es así y que debemos comportarnos ecuánimemente cuando las situaciones no permiten ser modificas, ya que si nos revestimos con el negativismo y no aceptamos el devenir, no conseguiremos más que el entrar en caminos del pesimismo y de la no comprensión de la realidad tal como ella es.

El hermano masón como ser agradecido debe propender siempre por ser alegre y positivo
Photo by Hanny Naibaho on Unsplash

20210512

La masonería como una escuela de pensamiento

La orden masónica como una escuela del pensamiento siempre construye sobre el nivel que cada generación de iniciados aportó con su trabajo y esfuerzo.

Una escuela del pensamiento es en sí misma, una comunidad académica cuya función esencial es el de la reflexión intelectual, en la que sus miembros comparten ciertas características comunes, que estudian los fenómenos y los acontecimientos desde una perspectiva multidimensional, imprimiéndoles a sus estudios un significado y un contexto amplio y profundo, que trasciende lo meramente simbólico, y que en el caso de la masonería, que es diferente a todas las demás organizaciones intelectuales, ya que en la orden se determina el irrestricto respeto por el libre pensamiento de sus miembros en todos los sentidos, pero que como escuela iniciática, busca conseguir el ideal del progreso de la humanidad como bien general, dejando de lado el interés personal.

La orden masónica como una escuela del pensamiento siempre construye sobre el nivel que cada generación de iniciados aportó con su trabajo y esfuerzo
Photo by Mwesigwa Joel on Unsplash

20210507

El trabajo en las logias masónicas

Los trabajos logiales siempre nos deben llevar a la reflexión 

En Las logias siempre nos reunimos esencialmente para compartir en fraternidad, no solo lo relacionado con la orden masónica y lo correspondiente a los trabajos masónicos ritualisticos, sino que también los hermanos comparten con sus pares las visiones y lecciones de vida, así como otros aspectos del trasegar profano; pero ya en logia los trabajos  son direccionados por el venerable maestro y los vigilantes de la logia, y estos se realizan acorde a como están establecidos en los rituales correspondientes a cada grado simbólico.

Los trabajos logiales pueden ser regulares, extraordinarios, blancos y fúnebres. Los trabajos regulares, también llamados de calendario, son aquellos que se realizan acorde con la programación normal del taller, siendo cada logia autónoma para realizarlos, pero siendo obligatorio el hacerlo una vez por mes, pero algunas logia los realizan dos veces por mes o más, siendo de importancia que durante los trabajos, el principal punto a tratar sea lo referente a la instrucción masónica, que generalmente se realiza en la sección denominada de presentación de trabajos, siendo este el tiempo propicio para que los hermanos del taller presenten sus aportes intelectuales o sus planchas, así como también en este espacio los maestros del taller, que acorde con las directrices previamente impartidas por el venerable maestro, a su vez participen activamente presentando trabajos de instrucción, y en especial para fomentar los conocimientos masónicos de los miembros de las columnas B y J.

Los trabajos logiales en la masonería siempre nos deben llevar a la perfección
Photo by Quino Al on Unsplash

20210506

Diferencia entre masonería y religión

La religión basa sus rituales en la asimilación pasiva del mensaje. La masonería favorece el intercambio de ideas.

Seguramente como resultado de los múltiples mitos, tabúes y prejuicios que rodean a nuestra augusta institución, permanece oscuro para el profano el conocimiento de los más elementales pilares de la masonería. En realidad, buena parte de la población no ha escuchado nunca la palabra masonería, y muy pocos de aquellos que la han oído mencionar pueden expresar una comprensión elemental de los principios de la orden masónica. Por el contrario, las distorsiones y las falsas creencias son la norma. En el peor de los casos se considera al masón como un enemigo de Dios y del orden establecido. Otras veces se concibe la masonería como una secta o como una agremiación dedicada al ocultismo. En el mejor de los casos se piensa que es una religión. 

La religión basa sus rituales en la asimilación pasiva del mensaje. La masonería favorece el intercambio de ideas
Photo by Ava Sol on Unsplash

20210503

Dar y recibir en masonería

Una de las enseñanzas fundamentales de la masonería es el equilibrio diferencial entre dar y recibir. 

En nuestra orden no es imprescindible que exista un perfecto equilibrio entre dar y recibir, ya que en algunas ocasiones nos es más pertinente dar, más que recibir, y en otras es más importante el recibir, que el dar, y todo depende de la situación o del momento o de lo que se trate de dar, o de recibir. 

Esencialmente el profano que ingresa a la orden debería de saber que a nuestra augusta institución se viene es a dar, más que a recibir, ya que el hermano masón lo que debe de dar, o entregar, en sentido figurado, es todo, y que lo que la masonería nos da, o sea lo que recibimos de ella, es el intangible de poder llegar en el tiempo a convertirnos en mejores seres humanos de lo que ya éramos antes de ingresar a la institución; el iniciado  tiene que aportar parte de su tiempo a trabajar simbólicamente en la orden y en su logia, sin ninguna remuneración económica, sino que esta remuneración es simbólica y que se denomina: el salario del iniciado, salario simbólico que recibirá dependiendo de su grado durante toda su vida masónica activa, además de que debe adicionalmente aportar unos recursos monetarios, que no son desproporcionados, pero que estos le permiten a su logia el realizar actividades administrativas y filantrópicas.

Una de las enseñanzas fundamentales de la masonería es el equilibrio diferencial entre dar y recibir
Photo by Samuel Regan-Asante on Unsplash