20210621

El proceso de formación masónica

El camino masónico de perfección humana, a pesar de parecer extraño y no conocido para la mayoría de seres humanos, siempre está abierto a quienes decidan ingresar a la orden masónica

El solo haber participado en una ceremonia de iniciación, no implica que ya el nuevo masón conozca y domine el arte real, ni le podrá jamás garantizar el desarrollo de la espiritualidad iniciática, sino que esta ceremonia con todas sus fases y actividades esotéricas le permite al nuevo iniciado, que acorde como lo establecen las ordenanzas y pautas del estudio masónico, se le proporcionen las herramientas para que inicie su trabajo del aprendizaje.

El proceso del aprendizaje francmasónico, requiere esencialmente de un compromiso personal de aceptación de trasformar o modificar algunos aspectos de nuestra percepción humana de la vida y de sus responsabilidades con la universalidad de la humanidad, asi como el trasformar en parte algunos aspectos espirituales y psicológicos acorde con la visión universal que sustenta la masonería, siendo este un proceso lento, porque requiere del convencimiento del nuevo iniciado, del aceptar cambiar su postura ante el mundo fenomenal.

Este proceso requiere tanto de la paciencia y de la tolerancia del nuevo iniciado, ya que es un camino engorroso y de un nivel muy alto de complejidad y de entrega, pues a medida que se avanza en la evolución espiritual del hermano masón, también aumentan las responsabilidades y los deberes del conocer más a fondo la sabiduría de la orden y en especial a saber comportarnos acorde a sus dictados, que implican ya un mínimo grado de perfección y de altruismo, en nuestro interactuar con el mundo y la sociedad.

El camino masónico de perfección humana, a pesar de parecer extraño y no conocido para la mayoría de seres humanos, siempre está abierto a quienes decidan ingresar a la orden masónica
Photo by Oleg Chursin on Unsplash

Este camino denominado de perfección humana, a pesar de parecer extraño y no conocido para la mayoría de seres humanos, siempre está abierto a quienes decidan ingresar a la orden masónica, por estar dispuestos a abrir el alma al significado de los símbolos, que es lo que inicialmente permite el traspasar las puertas de la orden masónica, pero para ingresar el profano debe de encajar en ser un hombre libre y de buenas costumbres, además de cumplir con los demás requisitos indispensables para el ingreso a nuestra augusta institución.

Para conseguir avanzar en el proceso del aprendizaje en la orden, no solo es suficiente el conocer con detalle el significado de cada uno de los símbolos masónicos, sino que además el iniciado debe de sumergirse en el conocimiento real de ellos y no quedarse solamente en la explicación general de cada símbolo, ya que cada uno de ellos va más allá de la explicación sencilla del porqué la masonería lo tiene como uno de sus símbolos, siendo por ello que resulta indispensable el entender, comprender y el conjugar todo el conocimiento cognitivo de ellos, el cual posteriormente debe de ser aplicado en la vida cotidiana y masónica del iniciado.

El aprendizaje se consolida y solo logra su objetivo, cuando este perdura en el tiempo y solo se consigue si existe la motivación en quien hace este esfuerzo académico, ya que es de suma importancia la disposición del querer conocer y dominar lo que se estudia, siendo esta actitud dinámica la que impulsa al intelecto a grabar y a dilucidar para que sirve este nuevo conocimiento, y en especial en cómo aplicarlo en el futuro.

El proceso cognitivo del aprendizaje francmasónico es interminable, porque como seres racionales nunca terminaremos de aprender, ya que como por ejemplo en nuestra vida profana, en cada instante conocemos o nos enteramos de algo nuevo o desconocido para nosotros, y de llamarnos la atención, nos llevará  a interesarnos por ello, y por consiguiente a buscar más información al respecto, para poder comprender no solo su significado, sino su correspondiente utilidad.

Asi mismo en nuestra vida masónica, en cada vivencia que tengamos en los trabajos de la logia, o en cualquier reunión de iniciados, siempre nos enteramos de algo nuevo o desconocido en relación con la orden masónica o de su sabiduría, situación que nos hará el investigar para comprender tanto el significado y el porqué de ese conocimiento, además de su aplicabilidad.

Siempre se ha considerado en la orden, que la mayor fuente de irradiación del conocimiento masónico es la logia en sí misma, ya que en sus trabajos o tenidas, consuetudinariamente, los vigilantes del taller en compañía de los maestros masones, siempre se destacan por presentar planchas o trabajos masónicos de instrucción, que son fundamentales para el crecimiento del saber y del conocimiento iniciático, tanto de aprendices, compañeros y maestros recién exaltados.

Finalmente es importante resaltar que una de la mayores motivaciones que puede tener un hermano masón, es la de recibir por parte de sus hermanos los conocimientos y directrices masónicas, asi como también las indicaciones de donde buscar las enseñanzas iniciáticas, para que en su trabajo autodidacta como iniciado, continúe en su proceso de aprendizaje y de formación francmasónica, el cual le permitirá en el tiempo aumentar su salario de aprendiz a compañero y después exaltarse a maestro, y posteriormente a formar parte del cuadro logial y finalmente a regir los destinos de su logia, y adicionalmente a ser un mejor ser humano y un mejor ciudadano, que a su vez también trabajará para que el mundo sea cada día mejor.


H .·. JUAN MANUEL LESMES 33°
P .·. V .·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro