20210611

El salario masónico

El salario masónico tanto en su calidad y cantidad depende de la disposición del iniciado, para entender e interpretar la sabiduría masónica


El término de salario proviene del latín “Salarium”, sustantivo neutro de “Salarius” que significa de, o perteneciente a la sal, pero asi mismo varios estudiosos del tema han determinado que salario proviene de la conjugación de los términos “Salario y Argemtum” que quiere decir plata salada o dinero de sal, pero esta conjugación de términos acorde con la etimología popular determina que el término de salario corresponde o hace referencia al dinero hecho de sal.

El pago con aportaciones de sal es congruente con algunas antiguas leyendas que decían que la paga de los soldados del imperio romano se realizaba entregando un volumen determinado de sal por su alto valor, pero no se conoce en forma real una base histórica al respecto y solo se tiene como una afirmación sin un respaldo real probatorio.

El concepto de intangible del salario masónico es porque este es algo inmaterial que no puede percibirse por los sentidos y que por lo tanto es muy difícil de medirse o de valorarse. Al respecto el “Diccionario Akal de la Francmasonería del autor juan Carlos Daza”, establece que “Salario es el pago o remuneración que recibe un obrero masón como contraprestación a su trabajo y en La cantidad equivalente a su grado, y para ello cada obrero para recibirlo, primero debía de hacer el signo correspondiente y luego dar la palabra del grado, además de que la paga se recibía en cercanías a las columnas correspondientes a los dos primeros grados y en la cámara del medio si ya se era maestro masón, siendo los responsables del pago el venerable maestro acompañado de los dos hermanos vigilantes”.

El salario masónico tanto en su calidad y cantidad depende de la disposición del iniciado, para entender e interpretar la sabiduría masónica
Photo by Markus Spiske on Unsplash

Así como el salario masónico es algo inmaterial, la masonería en si misma también lo es, ya que de ella percibimos su estructura física como son sus templos, su documentación y ordenanzas escritas y no escritas, asi como su simbología y herramientas masónicas, pero en sí la orden es sencillamente una hermosa ciencia del alma y que es a la vez es una extraordinaria pero natural forma de vida, solo accesible para los iniciados en los antiguos misterios quienes son los que reciben por su trabajo iniciático, un salario simbólico.

Por otra parte y a mi concepción personal, considero que una de las mayores responsabilidades que tiene de por si el venerable maestro de una logia masónica, es que siempre al término o culminación de los trabajos simbólicos en su taller, los obreros siempre se retiren satisfechos de ellos, en especial por la sapiencia irradiada en los trabajos presentados, ya que ello conlleva a engrandecer el conocimiento masónico de los hermanos, permitiéndoles a quienes asistan a las tenidas, el reflexionar y sacar sus propias conclusiones personales y determinar internamente como pueden aplicar las enseñanzas compartidas, en su vida personal y masónica.

La sabiduría impartida en logia, además de fomentar la reflexión de los temas tratados, permite a los iniciados el profundizar sobre ellos mediante nuevos estudios al respecto, para así ahondar aún más en el conocimiento masónico esotérico, y en resumidas cuentas, todas las aportaciones intelectuales recibidas en los trabajos son en sí parte del salario simbólico, que reciben los obreros al término de estos.

Así mismo además del salario recibido, emocionalmente esta paga intangible, es complementada por la maximización de los sentimientos de fraternidad, hermandad y alegría que se emanan por el haber compartido con nuestros hermanos los aspectos ritualisticos en el templo y posteriormente en pasos perdidos sus vivencias masónicas y personales profanas.

Todo lo tratado anteriormente, confluye necesariamente en que como hermanos masones, el salario que devengamos es un salario simbólico intangible, el cual es usufructuado o aprovechado en forma personal por cada hermano, ya que este salario tanto en su calidad y cantidad depende de la disposición del iniciado, para entender e interpretar la sabiduría masónica que se irradia en el taller, ya que solo cada quien en su interior puede o no aprovechar estas enseñanzas, y determinar por sí mismo el cómo puede ponerlas en práctica, y como por intermedio de ellas puede continuar con el proceso de desbastamiento de las asperezas de su piedra bruta y de continuar con la construcción de su templo interior.

Finalmente también es de importancia el hacer énfasis, en que el intangible salario masónico a recibir por los hermanos al finalizar los trabajos de su logia, dependerá de lo tratado en ellos, ya que si solo se trabaja en la parte administrativa de la logia, el salario a recibir será suficiente, pero si además de tratar en logia los aspectos administrativos que siempre serán de importancia para el devenir del taller, se trabaja esotéricamente tratando temas masónicos, el salario a recibir por parte de los miembros asistentes, será inmensamente mayor, ya que fortalece el proceso del engrandecimiento espiritual e intelectual masónico, además de multiplicar las motivaciones existentes para asistir a los trabajos logiales.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro


Bibliografía:

Diccionario Akal de la Francmasonería – Ediciones Akal – Juan Carlos Daza – 1997.