20210603

La secretaría de una logia masónica

El correcto y oportuno actuar de la secretaría es fundamental para el éxito del trabajo masónico logial y por lo tanto para el correcto devenir del taller.

El cargo de secretario de una logia masónica, que anteriormente era denominado como secretario guarda sellos y timbres, porque además de responder por la documentación masónica del taller, incluyendo la seguridad del libro de actas, también tenía el deber de guardar los sellos y los timbres utilizados en esas épocas, cargo que consuetudinariamente fue y actualmente es ocupado por un hermano del grado de maestro masón, que es designado por el venerable maestro y que por lo tanto, es el único que no es elegido, como sí lo son las demás dignidades y oficialías.

Este cargo es designado por la libre voluntad del venerable maestro, debido a las grandes responsabilidades que este tiene, además de que por su gran importancia, esta loable designación consuetudinariamente recae en un maestro masón que debe gozar de la plena confianza del venerable maestro, ya que su trabajo acorde a como está establecido en las constituciones y en los estatutos masónicos, tiene la responsabilidad de archivar y conservar la documentación de la logia, además de que debe de velar por la perfecta redacción de las actas, que son los documentos esenciales en los que se registran lo tratado en los trabajos masónicos y en lo que corresponda a las demás actividades que desarrolle el taller, tanto en los ceremoniales especiales, en las tenidas ritualísticas, y en las actividades filantrópicas y de beneficencia.

el correcto y oportuno actuar de la secretaría es fundamental para el éxito del trabajo masónico logial y por lo tanto para el correcto devenir del taller.
Photo by Jean-Louis Paulin on Unsplash

El cargo de secretario de una logia masónica conlleva a que por las responsabilidades asumidas, de llevar la totalidad de la documentación legal de la logia, se constituya temporalmente mientras esté en el cargo, en ser la memoria histórica del taller, al igual de que en conjunto con el venerable maestro sean los encargados legales de dar fe de lo actuado en logia, y de ser los responsables de la veracidad de los documentos expedidos por ella.

Por ser el secretario del taller, considerado simbólicamente como el custodio de la información escrita de la logia, es en quien recae el deber de redactar la documentación masónica que se requiera, por lo cual su asistencia debe de ser permanente. Así mismo es el responsable de llevar las estadísticas de la logia, como son los registros actualizados de las asistencias de los hermanos a los trabajos masónicos, ya que con base a ellos, se certifica si un aprendiz o compañero ha concurrido a los trabajos las veces establecidas estatutariamente para poder solicitar su aumento de salario, o si un compañero puede solicitar la exaltación al sublime grado de maestro masón, así como también es el encargado de registrar en las actas los trabajos o planchas presentadas por los obreros, copia de las cuales deben de  anexarse a las actas.

Por otra parte, el secretario por  autorización del venerable y previa coordinación con la gran secretaría, tiene el deber de diligenciar los pasaportes masónicos que soliciten los maestros del taller, verificando el correcto llenado de los datos personales del hermano masón y de adjuntar la correspondiente fotografía, dándole vida jurídica a este documento con la refrendación de su firma y la del venerable maestro, documento que es utilizado con el propósito de que los hermanos que lo porten puedan ser identificados plena y fácilmente como masones activos y cotizantes, al visitar logias de otras jurisdicciones o del extranjero.

El secretario es a su vez el encargado de diligenciar los expedientes de los profanos, que los hermanos del taller presenten a la consideración de la logia, expedientes que deben cumplir ciertos pasos administrativos de corresponsabilidad con el venerable maestro, como por ejemplo el informar a la gran logia a la que este Jurisdiccionada el taller, sobre la solicitud de admisión del profano, si esta fue aprobada en principios, si se nombraron los correspondientes investigadores, si la investigación cumplió el objetivo fundamental de determinar si el profano cumple con los requisitos para ser iniciado como masón, si estos actos administrativos fueron informados a quien corresponda, y si se notificó del balotaje y de los resultados de este. Finalmente de cumplirse con todos los requisitos, debe de programar acorde con las instrucciones del venerable maestro la fecha de la ceremonia de iniciación, en la cual se debe de entregar el diploma correspondiente, cuya elaboración también está a cargo de la secretaría de la logia.

La joya representativa del hermano secretario son dos plumas cruzadas, que simbolizan que él es el escribiente del taller, nombre que anteriormente era el de cincelador, por ser quien cincelaba o sea el que redactaba el acta, haciéndolo en el libro correspondiente; y por las responsabilidades a su cargo, su puesto en logia es en el oriente del taller y a la izquierda del venerable maestro. 

Finalmente, considero que nos es claro, que las responsabilidades del hermano secretario son inmensas y que además de las estatutarias, se le deben de agregar las que adicionalmente le determine el venerable maestro. De su cabal cumplimiento, lo harán en parte determinador de que la veneratura del primero entre sus iguales sea fructífera, ya que el correcto y oportuno actuar de la secretaría es fundamental para el éxito del trabajo masónico logial y por lo tanto para el correcto devenir del taller.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·.  V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro