20210712

Armonía masónica

Equilibrio y estabilidad


El término de “Armonía” proviene del griego “ἁρμονία”, palabra con la cual se denominaba a la diosa griega de la Harmonía, que es la equivalente a la diosa Concordia de la mitología romana, significando estos términos los conceptos de equilibrio y estabilidad entre muchas otras aseveraciones.

Al ser la armonía el resultado del equilibrio y de la estabilidad, se puede decir que de la armonía existente depende el fruto o el resultado del trabajo, ya que funde las partes del todo en una sola unidad, siendo el ente que consigue y determina el equilibrio entre la fuerza y la sabiduría, ya que por ello es por lo que desde la antigüedad los grandes eruditos afirmaron que la armonía universal, es la causa primera de la creación del universo.

El afirmar que la naturaleza tiene armonía, es intuir que ella posee un ordenamiento que no es estático, sino que siempre está en movimiento, debido a la interacción permanente de las fuerzas naturales, de los principios que determina la intrigante conformación del universo y de su innegable desplazamiento en el cosmos, y de los impulsos y fuerzas que interactúan sobre los diferentes astros siderales.

Equilibrio y estabilidad en las logias masónicas
Photo Kalen Emsley on Unsplash

Éticamente se puede decir que la armonía es un valor o una virtud, que permite al ser humano el vincularse en una relación de dar y recibir, tanto en el aspecto material del mundo fenomenal, como también en su interrelación con sus semejantes, lo cual lo conlleva tanto a él como a con quienes comparte la vida, a experimentar un estado de satisfacción y de realización tanto interior como exterior.

Cuando tomamos conciencia y o comprendemos verdaderamente el valor de la armonía, entenderemos la importancia que tiene la puesta en práctica de este valor en nuestra cotidianidad, ya que al hacerlo y vivir en plena armonía, facilita la convivencia en sociedad y en relaciones grupales, a pesar de las diferencias que puedan existir en o dentro de ese o esos conglomerados, siendo común el afirmar cuando observamos que se presenta o existe una correspondencia real o relación de reciprocidad entre dos hombres o cosas, es que ellos o ellas están en armonía.

Por otra parte se ha determinado que la armonía es a la vez el estudio de la técnica de enlazar acordes en forma simultánea, lo cual los engloba o unifica en lo que se denomina musicalmente como ritmo armónico, como también sucede en el aspecto social, donde la armonía implica el equilibrio balanceado en las relaciones interpersonales o de grupo, y que para ello es indispensable el reconocer en nuestros semejantes, que ellos también tienen sus propios valores y principios, lo cual conlleva al respeto de todo y por todos, lo que permite la verdadera convivencia armónica.

Así mismo la armonía se puede analizar desde el aspecto del orden, ya que por ejemplo el funcionamiento preciso y técnico de un reloj, que está basado en mecanismos que funcionan inicialmente en forma independiente, pero que a su vez se interrelacionan con base a diferentes mecanismos, que al final hacen que estos funcionen como una sola unidad, con precisos y exactos movimientos coordinados y en armonía perfecta, al igual a como idealmente deberían de funcionar las relaciones humanas, ya que si estas se efectuarán bajo ordenamiento ético, moral y jurídico, en igualdad para todos, la convivencia en nuestra humanidad podría el ser además de armoniosa, respetuosa a pesar de las diferencias.

Todos los anteriores conceptos hacen parte integral de lo que los iniciados denominamos armonía masónica, ya que en lo relacionado a la orden y en especial a las logias, estas deberían de funcionar como un reloj, o sea en perfecta armonía, cumpliéndose además que en este caso el orden tiene como bases éticas y morales, el respeto y el cumplimiento cabal de nuestro ordenamiento y legislación masónica tanto escrita como consuetudinaria, y que además como la armonía masónica, tiene entre sus fundamentos, el que todos los masones por considerarse como iguales y que el bien general siempre debe de primar sobre el particular, permite que las relaciones entre pares masónicos se dé con más facilidad que en el mundo profano.

La armonía en logia debe siempre de reinar y en especial en los trabajos masónicos, ya que el ritual debe de ser puesto en práctica en forma armónica y secuencial, para lo cual es de gran importancia que las dignidades y oficialías del taller, los conozcan y dominen, para que las actividades y actuaciones ritualísticas fluyan sin dificultad, además de que el orden, la compostura y el silencio cuando se participa activamente o no, son fundamentales para el correcto desarrollo de las tenidas y en especial cuando estas son extraordinarias o solemnes, ya sean de iniciación de profanos o de otorgamiento de los grados de compañero o de maestro masón.

Finalmente os digo que así mismo es de vital importancia que la armonía reine entre los hermanos, ya que la convivencia en el templo como fuera de él, debe de fundamentarse tanto en el respeto como en la fraternidad que debe siempre de existir entre los hermanos, y cuando se presenten discrepancias o dificultades, los iniciados deben de ser tolerantes y comprensivos, e intermediar con prudencia e inteligencia razonal, permitiendo que con humildad y altruismo, se ceda en las posiciones enfrentadas, para que la paz y la armonía entre pares vuelva a su cauce natural, y la logia regrese a ser un remanso de paz.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33° 
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Sede Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro