20210727

El esoterismo masónico

En la masonería se cambia la vida profana por una nueva vida que permite el progreso espiritual, en función de los principios de libertad, igualdad, fraternidad y de justicia.


Nuestra orden masónica desde siempre ha sido considerada por los estudiosos, como una organización humana de carácter iniciático y esotérico, queriendo decir que es una organización iniciática porque ella en sí misma, es una institución conformada por seres humanos que propenden por su superación espiritual, y que para poder ser parte de ella se requiere de vivir un proceso de iniciación, que a quien lo vive lo convierte en un miembro activo de ella, pero adicionalmente para mantenerse activo en la orden requiere de sumergirse en un proceso de estudio y de reflexión permanente, para poder avanzar en la comprensión de la simbología y filosofía masónica, y por ende llegar a entender cómo debe de ser a forma de vivir razonadamente en el mundo fenomenal.

La masonería también es considerada como una organización esotérica, ya que esta trabaja en el interior del ser humano, mediante la trasmisión de los conocimientos de la sabiduría iniciática antigua, que es estrictamente velada para los no iniciados, organización que en su estructura de formación, le proporciona por etapas a los adeptos las herramientas simbólicas para que puedan realizar en forma personal su trasformación interior, que conlleva a quien se involucra en este proceso a ser cada día un mejor ser humano, y a su vez en conjunto con sus pares el trabajar para que todos incrementen su nivel de perfección, y por lo tanto sean parte del cambio que se requiere para que este mundo sea siempre el mejor lugar para vivir, en el cual obligatoriamente debemos de cumplir nuestro ciclo en nuestro trasegar terrenal.

Esoterismo masónico

Para los masones no es claro que nuestra formación esotérica proviene en gran parte de las escuelas filosóficas de la antigua Grecia, como de las civilizaciones aún más antiguas, como fueron la caldea, la asiria, la cátara y la egipcia entre muchas otras, en las cuales ya existían en gran medida escuelas iniciáticas esotéricas, que impartían sus luces solo a quienes fueran sus discípulos, y que por ser realmente escuelas que se dedican con altura a fomentar el perfeccionamiento espiritual del hombre, le permitieron el haber trascendido hasta nuestros días, por ser realmente una forma de engrandecer y de darle un nuevo sentido a la existencia del ser humano.

El esoterismo masónico ha complementado en el tiempo sus fundamentos, con las lecciones de vida del hermetismo, de la cábala y de la alquimia, que tuvieron su origen en épocas antiguas, pero que renovaron su auge en el periodo denominado del renacimiento surgido en los siglos XV y XVI. El hermetismo nacido de los escritos del legendario Hermes Trimegisto y que se remontan a los siglos II y III D: C., que se fundamentan en la filosofía de la naturaleza, la astrología y la alquimia, y que fueron considerados como el compendio de la sabiduría antigua y universal. Por otra parte en la cábala, que es en realidad la guía mística del judaísmo, que se apoya en el método de la interpretación de la letras y de los números de la biblia hebraica.

Toda esta inmensidad de enseñanzas y de sabiduría, fueron sutilmente recogidas en parte por los antiguos masones, que no tienen determinado un fundador reconocido, pero que su historia simbólica se remonta a las corporaciones de los libres masones, entre cuyas obras se encuentra la figurativa, relacionada con el remoto templo de salomón. Para algunos estudiosos, el nacimiento de la masonería moderna o especulativa, que si tiene ya un origen claro en el tiempo y se conocen sus fundadores, que está enmarcado por la unión de las cuatro logias londinenses, hecho acaecido el 24 de junio de 1717, dándose la conformación a una de las primeras grandes logias, y que con el tiempo ha sido reconocida como la gran logia madre del mundo en el campo llamado de la regularidad.

La orden masónica si es en sí una organización iniciática que se basa en el esoterismo y en el simbolismo, y que tiene como sus fines esenciales, el que el ser humano iniciado en los antiguos misterios cambie su vida profana por una nueva vida, que le permita el progreso espiritual, en función de los principios de libertad, igualdad, fraternidad y de justicia.

Las enseñanzas esotéricas masónicas, son las que motivan internamente al hermano masón, a ser un hombre justo y leal, altruista y filántropo, a quien por no ser un ser egoísta, el bien común o general siempre debe de primar sobre el particular, y a que siempre su ser interior se encamine en el sendero de la perfección, basado en las enseñanzas y en la simbología esotérica que le irradia la orden, para que en su recorrido iniciático de vida, se le facilite el crecer espiritualmente.

La orden masónica es la institución esotérica que con su particular lenguaje simbólico y con sus extraordinarias y sabias enseñanzas, le permiten con su aplicación al iniciado, el disfrutar de una nueva vida, en la cual el masón trabaja sobre su ser interior y personalidad, desbastando sus falencias humanas, para que posteriormente como un hombre renovado, pueda servir en mejor forma a sus semejantes y pares, siendo cada día que pase un ser más agradecido con la vida, y que sueña con la esperanza de que el mañana siempre será mejor.


HM.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro