20210720

Legislación masónica

Guía para el comportamiento de los iniciados masónicos en su interactuar en el mundo fenomenal, ya sea dentro o fuera de los templos simbólicos

La legislación masónica es el aspecto trascendental y fundamental que determina como un todo a nuestra antigua orden, y la constituye y le da vida como una organización e institución iniciática, fraternal, altruista y filantrópica, que propende por el crecimiento espiritual de sus miembros, siendo esta la ley, la que determina el quehacer masónico en sí mismo.

Esta legislación es un compendio de leyes masónicas que incluyen los landmarks, las constituciones y estatutos masónicos, las leyes rituales, las ordenanzas particulares de cada logia o gran logia, las leyes consuetudinarias no escritas, las leyes naturales y las leyes de los hombres o de la sociedad, siendo estas dos últimas no masónicas pero si de obligatoria aplicabilidad para los hombres libres y de buenas costumbres.

Las leyes masónicas, son aquellas diseñadas emitidas, promulgadas y compiladas, que han sido reconocidas y aceptadas por todas las potencias masónicas en el trascurrir del tiempo, y que se han constituido como los pilares fundamentales de la orden masónica, las cuales datan desde los tiempos en los que la orden culmino de organizarse  en forma legal y consiguió su reconocimiento, siendo un ejemplo de este tipo de leyes, los antiguos Landmarks.

Guía para el comportamiento de los iniciados masónicos en su interactuar en el mundo fenomenal, ya sea dentro o fuera de los templos simbólicos
Photo by Bill Oxford on Unsplash

Las leyes rituales, que son aquellas por medio de las cuales los diferentes ritos masónicos, determinan y dan vida a los diferentes aspectos ritualisticos masónicos, incluyendo los ceremoniales tanto de iniciación y de otorgamiento o aumento de grados masónicos, de afiliación, de procedimientos para la realización de balotajes y elecciones, de ceremonias fúnebres,  de reconocimiento de luvetones, de reconocimiento conyugal, entre otras más, y que son ceremonias que contemplan una variada simbología y que siempre están engalanadas por variadas tradiciones iniciáticas y esotéricas.

Las leyes particulares determinadas y aprobadas por cada logia o gran logia, mediante las cuales se determinan, actualizan y se regulan los procesos administrativos de estos entes masónicos, leyes que para su conocimiento y aplicación son compiladas tanto en las correspondientes constituciones, estatutos y demás reglamentos individuales y particulares, legislación que determina la legalidad del funcionamiento masónico.

Las leyes consuetudinarias también denominadas los usos y costumbres masónicas, que son en realidad leyes ancestrales no  escritas pero que siempre han tenido vigencia y que han sido por tradición utilizadas y puestas en práctica por nuestros antecesores, y que le imprimen a la orden masónica, una legalidad tradicional histórica, y que con su cumplimiento coadyuvan a consolidar los procesos educativos y de formación masónica.

Las leyes naturales  son aquellas cuyo contenido está establecido por la naturaleza,  y que por consiguiente tienen aplicación universal, siendo por ello utilizadas como el derecho natural que se refiere a el uso de la razón, para analizar la naturaleza humana y por intermedio de ella, el determinar o dilucidar la normas o reglas vinculantes del comportamiento moral de los seres humanos.

Las leyes de los hombres o de la sociedad que son aquellas regulaciones que determinan el comportamiento de  los seres humanos en la sociedad o estado donde residen, basados en normas y códigos plenamente establecidos, mediante los cuales se califica o determina la correcta o incorrecta forma de actuar en las diferentes circunstancias de la vida. 

Por considerarse a la legislación masónica como la guía para el comportamiento de los iniciados en su interactuar en el mundo fenomenal, ya sea dentro o fuera de los templos simbólicos, estas ordenanzas morales que como ya se describió, y que son el  compendio de  la sumatoria de las legislaciones masónicas vigentes, complementadas con las leyes de carácter profano que han sido relacionadas en este estudio, y que por la naturaleza iniciática de los hermanos masones, de ser hombres libres y de buenas costumbres, de ser plenamente justos, de ser seres de trato equitativo para con sus pares y congéneres, son  pregoneros de su acatamiento y de que el bien común siempre debe primar sobre el particular.

Finalmente considero que el cumplir la legislación masónica, es más que una costumbre para los iniciados, ya que para un verdadero masón, su acatamiento es la forma razonal de cómo debe de actuar ante el mundo, y del hacerlo con responsabilidad jurídica en todos sus actos, siendo asi que para el iniciado es su forma de vivir tanto dentro de la orden como en su desenvolvimiento dentro de la sociedad de la que hace parte, y ello lo conlleva a destacarse por ser un gran ser humano, que es respetuoso de todo y a la vez un cumplidor innato de sus deberes y obligaciones, tanto masónicas como de ciudadano de bien. 

 
H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro