20210819

¿Es la masonería de izquierda o de derecha?

La democracia es el único sistema político en el que puede encajar la masonería

El propósito de la presente plancha es motivar un ejercicio intelectual que nos permita dejarle a la conciencia de cada uno la tarea de concluir en qué lugar del espectro político pueden ubicarse las ideas, principios y valores que defiende la orden masónica.

La izquierda política defiende la igualdad social. El término “izquierda” se ha utilizado para referirse al republicanismo, el liberalismo y el renacimiento de la democracia durante le Revolución francesa. También se ha utilizado para referirse al socialismo, el comunismo y la socialdemocracia. También se utiliza el concepto de izquierda política para envolver los movimientos por los derechos civiles, el pacifismo y el ecologismo. En todo caso, la izquierda política promueve los cambios sociales, económicos, políticos y culturales; en resumen, el reformismo.

La derecha política afirma que determinados órdenes sociales y jerarquías son inevitables o deseables, apoyándose en la naturaleza humana, la economía o la tradición. Las jerarquías son vistas por la derecha como el resultado lógico de la competencia en las economías de mercado o como consecuencia de las diferencias en la personalidad de los individuos. La derecha se decanta estadísticamente por el individualismo, la confesionalidad, la propiedad privada, igualdad de oportunidades, tradicionalismo y conservadurismo en mayor proporción que la izquierda. La derecha política busca el mantenimiento del orden social establecido.

Photo by Oliver Roos on Unsplash

El nacimiento de los términos izquierda política y derecha política es bastante curioso. En una votación de la Asamblea Nacional Constituyente surgida de la Revolución Francesa, los diputados que estaban a favor del mantenimiento del poder absoluto del monarca se ubicaron a la derecha del presidente de la asamblea, mientras que los que estaban en contra se ubicaron a la izquierda del presidente. De esta manera, el término izquierda se relaciona con las opciones políticas que propugnan por el cambio político y social. El término derecha se asocia a la oposición a los cambios políticos y sociales. Está claro que los regímenes totalitarios que afirman provenir de la izquierda, por definición dejan de pertenecer a ella tan pronto adquieren la cualidad de autoritarios. El ejemplo clásico es la Unión Soviética de Stalin, estado represor que paradójicamente acabó con las libertades que se buscaron mediante la Revolución rusa. Diversas dictaduras y regímenes que se perpetúan en el poder y lo concentran en unos pocos difícilmente pueden corresponder a los ideales de la izquierda.

Por otra parte, el liberalismo defiende la libertad individual, la igualdad ante la ley de todo individuo sin distinción de sexo, raza, origen o condición social, y una reducción del poder del estado, al que, sin embargo, deben someterse los gobernantes mediante las constituciones y la división de poderes. En general el liberalismo defiende los derechos individuales, como el derecho de propiedad, la libertad de asociación, la libertad de religión y la libertad de expresión. El liberalismo surgió en la ilustración. Los liberales buscaban eliminar la monarquía absoluta, los títulos nobiliarios, la confesionalidad y fundar un sistema político basado en la democracia representativa. Ejemplos de aplicación de la filosofía liberal fueron la Revolución francesa y la Revolución de los Estados Unidos.

En oposición al liberalismo, el conservadurismo favorece el uso del poder o la fuerza del estado para conservar o restaurar tradiciones. Estas creencias o costumbres pueden ser religiosas, sociales o políticas. El conservadurismo se entiende como tradicionalismo o como reaccionarismo. Ante la inevitabilidad de una reforma, el conservadurismo sólo acepta cambios leves o graduales. Dado el concepto favorable que tienen los conservadores acerca del orden jerárquico, el conservadurismo se incluye en términos generales dentro de la derecha política. Sin embargo, aunque parezca paradójico, pueden encontrarse conservadores dentro de la izquierda política; esto se debe a la valoración favorable del orden comunitario y del colectivismo político en cierto grado.

La valoración favorable que tienen los conservadores lleva a algunos grupos a organizarse en el centro político, concebido como un equilibrio entre la derecha liberal y la izquierda socialista. Este es el tipo de conservadurismo político que prevalece en los países católicos de Europa y América Latina. Con frecuencia es difícil diferenciar conservadores y liberales moderados. La diferencia fundamental entre el conservadurismo moderado y el reaccionario reside en su visión del papel de la democracia y otras instituciones modernistas o producto del iluminismo.

Hay que distinguir el uso del término conservadurismo dentro de la política, del término conservador que se refiere a la visión favorable de valores, tradiciones y convenciones. Estos conceptos pueden coincidir, pero no son sinónimos. Uno es el conservador moral, mientras que el otro es el conservador político. El conservadurismo político implica la intervención del estado para imponer restricciones de manera legal a actividades ciudadanas.

Por otra parte, el Diccionario de la Lengua Española define democracia como sistema político en el cual la soberanía reside en el pueblo, que la ejerce directamente o por medio de representantes. En su tercera acepción establece que democracia es una forma de sociedad que reconoce y respeta como valores esenciales la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Saliendo de lo estrictamente político y encaminándonos hacia la búsqueda de la respuesta a la pregunta formulada en el título de la presente plancha, la masonería especulativa tiene como objetivo la búsqueda de la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, de las ciencias y de las artes y el fomento del desarrollo social y moral del hombre. Es una gran herramienta de formación basada en un método particular que permite a sus miembros desarrollar la capacidad de escucha, reflexión y diálogo para transmitir estos valores a su entorno.

La Gran Logia de Londres y Westminster nació de la unión de cuatro círculos asociativos autónomos creados en las tabernas de Londres en 1717. Fue la primera vez que surgía una federación nacional de asociaciones civiles. En 1730 había 106 logias en Londres, 45 en el resto de Inglaterra, 7 en Europa continental y algunas en América e India. En 1738 la Gran Logia de Londres se convirtió en la Gran Logia de Inglaterra. Los objetivos de la floreciente masonería están consignados en las Constituciones de Anderson. Nacía una generación cultural alejada de los moldes medievales. Según David Stevenson, especialista en historia escocesa, brotaban cuatro revoluciones: universalismo, humanismo, cosmopolitismo y libertad de conciencia. Aunque estos conceptos pueden parecer bastante obvios y cotidianos en buena parte del planeta, en ese momento (como ocurre ahora en algunos lugares) representaban un desafío a los paradigmas existentes en materia política, social y cultural. Por ejemplo, las constituciones de Anderson eximían al hombre europeo de la obligación medieval de practicar el cristianismo. Se reemplaza el concepto de religión basado en dogmas por una ley moral que permite a cada hombre profesar sus propias creencias. Este concepto, sin embargo, aún no se ha logrado implementar en todas las sociedades.

La masonería ha desempeñado un papel muy importante en la difusión del conocimiento y en la lucha contra la ignorancia. La Enciclopedia o Diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios, o Enciclopedia de Diderot y d’Alembert fue editada en Francia entre 1751 y 1772, inspirada en la Cyclopaedia o Diccionario Universal de Artes y Ciencias, publicada por Ephraim Chambers en Londres 1728, de la cual los editores y suscriptores eran en su mayoría masones. El propósito de la Enciclopedia fue reunir y difundir de manera clara y accesible el conocimiento acumulado hasta el momento. Expone la ideología laicista, pragmática, materialista y burguesa de la Ilustración, de la cual se convirtió en un símbolo y en un arma política. Así mismo, fue objeto de enfrentamientos entre los editores y los representantes de los poderes establecidos, tanto secular como eclesiástico. La Enciclopedia, creación masónica, representó el enfrentamiento entre la divulgación del saber y el oscurantismo, entre la libertad y la represión, entre la luz y la oscuridad. Al enfrentarse a los poderes establecidos, constituye una obra eminentemente revolucionaria. Su espíritu era llevar el conocimiento al hombre común.

Adentrémonos un poco en cambios más radicales. Está aceptada y reconocida la influencia de la masonería en la independencia de los Estados Unidos de América, en la Revolución Francesa (con la que comparte los ideales de libertad, igualdad y fraternidad) y en la independencia de los países de la América Hispánica.

La mayoría de los firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos eran masones. Las logias masónicas de las trece colonias norteamericanas fueron el foco de la insurrección contra la dominación británica. Nueve de los trece delegados que rubricaron los artículos de la nueva confederación eran masones. También fueron masones los firmantes de la constitución estadounidense. La gran mayoría de los congresistas que ratificaron dichos acuerdos eran igualmente masones. Además, la gran mayoría de los altos mandos del ejército republicano que se enfrentó a las tropas británicas estaba constituida por hijos de la viuda. Los masones estadounidenses se opusieron al oscurantismo y a la tiranía británicas, opuestas a los principios de la razón y la justicia.

La Independencia de Estados Unidos marcó un hito en la historia de la humanidad. En ella se inspiraron los franceses para hacer su Revolución. Estos hechos marcaron la caída del antiguo régimen y el auge de la burguesía. Ambos episodios fueron protagonizados por masones.

En las logias francesas, los partidarios de la Ilustración intentaron realizar la igualdad social, el ideal de humanidad y la idea de la perfección moral.  De esta manera la masonería, teniendo en cuenta además que en las logias no se respetaban los privilegios estamentales, fue importante para el posterior movimiento revolucionario, aun cuando las logias mismas no se confesaron expresamente como organizaciones partidarias de la subversión violenta del orden social. En la medida en que defendían la tolerancia, postulaban la libertad, aspirando a la elevación de la educación general y al destierro de los privilegios y de las injusticias sociales, los masones se encontraron en posiciones muy próximas a las defendidas durante la primera fase del movimiento revolucionario.

En relación con el movimiento independentista en Hispanoamérica, todos sabemos acerca de la gran influencia que tuvo la masonería en este proceso. En realidad, sin los próceres masónicos del momento, la independencia habría sido impensable. Entre los adeptos a la orden podemos mencionar a Francisco de Miranda, Antonio Nariño, José Fernández Madrid, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, Francisco de Paula Santander, José de San Martín, Bernardo O’Higgins y José Martí. La masonería no solo agrupó y unió en grupos secretos a muchos de los próceres de la independencia y les ayudó en momentos de apuro, sino que propagó ideas libertarias en la Nueva Granada y otros lugares de América.

Hemos mencionado que la democracia respeta como valores esenciales la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. Es, por ende, el único sistema político en el que puede encajar la masonería. La orden masónica es completamente incompatible con los principios monárquicos y con los regímenes totalitarios, sin importar si han tenido origen en la derecha o en la izquierda, de los cuales ha sido objeto de persecución a lo largo de su existencia.

También se ha hecho alusión a que el liberalismo político defiende la libertad individual y la igualdad ante la ley de todo individuo sin distinción de sexo, raza, origen o condición social, principios aplicables por entero dentro de la democracia como sistema político, y es compatible con los valores de libertad, igualdad y fraternidad que pregona la masonería, la cual propende por el desarrollo del pensamiento y de la conciencia individual. Por el contrario, el conservadurismo político, como se ha mencionado, impone restricciones a actividades del ciudadano común y propende por mantener el orden establecido.

Finalmente, la izquierda política defiende la igualdad social, uno de los valores fundamentales de la masonería. Más aún, el uso del término izquierda dentro del espectro de las tendencias políticas se acuñó durante la Revolución Francesa, basada también en los ideales de igualdad, libertad y fraternidad. En contraste, la masonería ha sido perseguida y discriminada por los sectores más recalcitrantes de la derecha política, tanto clericales como seculares.

Considerando que la orden masónica defiende la libertad de pensamiento (entre otras muchas expresiones de la libertad), cada miembro de aquella será libre (valga la redundancia) de extraer sus conclusiones acerca de si la práctica de los principios de la masonería se orienta hacia la izquierda o hacia la derecha del espectro político. Lo anterior sin olvidar que dentro de la orden no existen distingos ni discriminaciones de índole alguna.

MM.·. ALEX GONZÁLEZ GRAU
PVM.·. Resp.·. y Ben.·. Logia Madre de Colombia Hospitalidad Granadina N°1
DGM.·. Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro