20210908

El simbolismo del Nivel en masonería

"...el Nivel es simbólicamente el principio pasivo de resistencia y de persistencia, que hace madurar y fructificar nuestras aspiraciones”


El nivel por definición, es el instrumento de medición que se utiliza para determinar la horizontalidad de un elemento o cosa material, el cual es muy utilizado en los campos de la albañilería, de la construcción, de la carpintería de la herrería, del arte, de la fotografía, etc.

El nivel más conocido es el que está formado por un pequeño tubo de cristal o de otro material transparente, el cual está lleno de un líquido como por ejemplo alcohol o éter, con una burbuja de aire en su interior. Al colocarse este instrumento en forma horizontal la burbuja de aire se ubica invariablemente en el centro del tubo, teniendo este tubo dos demarcaciones a los costados de su centro, determinándose que si la burbuja está en el centro de las dos marcas, indica que se está a nivel, pero si la burbuja se ubica hacia un costado, esto implica que se está en desnivel.

Así mismo existe otra clase de medición de nivel, el cual determina la altura de un elemento, ya sea de una construcción o de la altura de un líquido, para lo cual el nivel se determina con una cinta métrica a algo similar, para verificar a qué nivel de altura se encuentra lo medido.

El Nivel Masónico es simbólicamente el principio pasivo de resistencia y de persistencia, que hace madurar y fructificar nuestras aspiraciones”

Acuerdo a como está establecido en el libro “Diccionario Akal de la francmasonería de autoría de Juan Carlos Daza, el nivel es un instrumento para trazar líneas horizontales, constituido por una escuadra justa, de cuya cima pende una plomada que determina el punto medio entre los extremos de la escuadra, determinando el nivel la horizontal, sin dejar de indicar la vertical”.

El autor continua diciendo que “En masonería el nivel está íntimamente ligado con la plomada; porque el paso de la perpendicular al nivel expresa el paso de aprendiz a compañero, significando la evolución de su pensamiento. Con el nivel el compañero comienza el levantamiento de los cimientos y columnas de su obra interior, asegurándose de que no tenga ningún tipo de desnivel”.

En el libro “La Masonería y el Camino Hacia el Centro del autor Daniel M. Echeverria, se determina que el nivel es la herramienta complementaria de la plomada, siendo el objetivo del nivel en la construcción el determinar la horizontal. Esotéricamente la plomada indica el camino hacia el interior y el nivel en términos esotéricos más sencillos indica el trabajo hacia afuera. Además el nivel y la plomada conforman la cruz cósmica que señala el centro del cosmos y que apoyada en el centro de esa cruz, gira la bóveda celeste”.

El nivel es la joya que porta el primer vigilante, quien es el tutor de los compañeros y a la vez el responsable del avance de su instrucción masónica, siendo además el nivel el símbolo de la rectitud y de la igualdad.

Ahora bien por ser el nivel el instrumento de determina la horizontalidad de las cosas físicas como de las morales, es de gran importancia y utilidad tanto en las construcciones reales como en la construcción de los templos interiores de los iniciados, ya que estas dos edificaciones en sus bases y cimientos deben de estar a nivel, ya que de no ser así, al irse elevando la altura de las construcciones, por existir un desnivel inicial este se incrementará con la altura, no haciendo viable en el tiempo estas edificaciones, ya que irán perdiendo tanto la horizontalidad como verticalidad, lo cual implicaría que su único futuro es el de derrumbarse.

Por otra parte estar a nivel en nuestro interior, implica estar en equilibrio emocional, lo cual es el estado ideal del hombre y el que le permiten tomar decisiones en equidad y el vivir con dignidad, ya que al estar nivelado en todo, puede desenvolverse sin inconvenientes, tanto en los tiempos buenos como en las dificultades.

En otros apartes del libro “Diccionario Akal de la francmasonería, se dice que el Nivel es simbólicamente el principio pasivo de resistencia y de persistencia, que hace madurar y fructificar nuestras aspiraciones”, lo cual nos indica que estar a nivel es el estar en ecuanimidad, lo que nos hará además de ser resistentes, ser resilientes y si además somos persistentes, podremos sin la menor duda alcanzar nuestros objetivos, además de progresar en nuestra estabilidad emocional y moral, lo cual redundará en nuestro beneficio y en especial en nuestro progreso en la orden masónica.

Finalmente y como única conclusión a este escrito, es el que las enseñanzas morales masónicas, siempre nos señalarán el camino a seguir, para poder vivir en igualdad o sea nivelados con nuestros pares, para que así la armonía fraternal siempre esté presente, tanto en nuestro devenir masónico como profano.


H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·.  V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena

Bibliografía:

· Daza, Juan C. , Diccionario Akal de la francmasonería, Editorial Akal, 2017.

· Echeverria, Daniel M., La Masonería y el Camino hacia el Centro editorial Kier, 2011.