20211029

La fraternidad un imperativo categórico en masonería

La fraternidad es el sentimiento afectivo que hace que el vínculo entre los hermanos sea cabalmente intachable, por soportarse en el respeto mutuo, en la honorabilidad y rectitud, en un trato afable, sincero y bondadoso.

Como ya lo expuse en algún trabajo anterior, la fraternidad es en sí un concepto que dentro de él tiene una inmensidad de parámetros, que determinan que la Fraternidad sea entendida como uno de los más inmensos, extraordinarios  y nobles sentimientos que puede y debería de experimentar el ser humano en su existencia; así mismo como nos es conocido por ser hermanos masones, la fraternidad ha sido desde siempre uno de los ideales más antiguos y proclamados por los iniciados en nuestros antiguos misterios, como por los más grandes pensadores y filósofos de nuestro mundo.

La fraternidad es el sentimiento afectivo que hace que el vínculo entre los hermanos sea cabalmente intachable, por soportarse en el respeto mutuo, en la honorabilidad y rectitud, en un trato afable, sincero y bondadoso, siendo por ello que el tratamiento entre iniciados siempre será el de hermanos. Así mismo la fraternidad es realmente una relación que solo puede darse de verdad entre quienes se consideran como iguales, cuya unión fraterna siempre estará respaldada por los sentimientos de amistad, de camaradería, de respeto y de dignidad con humildad.

La fraternidad en el campo masónico, es a su vez el sentimiento que emerge del corazón de los  iniciados en los antiguos misterios, quienes después de conocerse e interactuar en logia, han comprendido que tienen inmensas afinidades, distinguiéndose por ser sinceros y diáfanos en las relaciones personales, siendo inequívocamente respetuosos y justos en todas sus apreciaciones y determinaciones, por hablar siempre con la verdad además de ser cumplidores de sus deberes y obligaciones en todos los campos de la vida.

La fraternidad es el sentimiento afectivo que hace que el vínculo entre los hermanos sea cabalmente intachable, por soportarse en el respeto mutuo, en la honorabilidad y rectitud, en un trato afable, sincero y bondadoso.
Photo by Max Goncharov on Unsplash

20211028

Fraternidad la esencia de la masonería

Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·. 


La concepción de fraternidad que describe el autor Juan Carlos Daza en su libro Diccionario Akal de la Francmasonería, es que entre otros términos, contempla que “Ella es uno de los ideales más antiguos  y proclamados por los más grandes idealistas de nuestro mundo en todos los tiempos, siendo también que la fraternidad no solamente es un sentimiento de afecto electivo, conformado por las afinidades y simpatías coincidentes, sino que adicionalmente es una relación bilateral espontánea, regida por los conceptos del respeto por las diferencias  de toda índole, que permiten y facilitan que se conforme en forma natural el sentimiento de la amistad, que es la que hace que pueda existir la compatibilidad entre los seres humanos, con base en la lealtad, la  generosidad y del actuar con altruismo por un fin común”.

También el autor nos dice que “La fraternidad, que no es sino una manifestación del amor, que no puede exigirse, solo darse y entregarse. Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·. porque se siente hermano de los demás, reconociendo así su íntima unión y solidaridad con toda manifestación y su relación con el mismo principio de vida, consigo mismo y con  los demás”

Innegablemente es una verdad absoluta que la esencialidad de la orden masónica es la fraternidad, porque sin ella nuestra institución dejaría de existir y por eso es de crítica y primordial importancia el trabajar, para que la fraternidad siempre reine en todos los aspectos, espacios y vivencias masónicas.

Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·.
Photo by Victor on Unsplash

20211027

Venganza y masonería

El antimasónico y abominable deseo de la venganza. La venganza o el deseo de venganza no puede tener cabida alguna en el alma o en el corazón del hermano masón.


Etimológicamente el término de venganza proviene del término “Vengar” el cual proviene del latín vindicare que quiere decir vindicar o sea vengar o desquitarse. La venganza se define como una satisfacción o un desquite contra una persona o individuo, en respuesta a una mala acción o a un acto que es percibido o se toma como un agravio o un perjuicio recibido, así como también se puede considerar como un objetivo injurioso y no reparador.

El deseo de venganza es un conjunto de conductas y acciones que se realizan con el propósito de afectar, perjudicar o destruir a una persona o a un colectivo que es distinguido como culpable o responsable de causar un daño a otro o a otros. Así mismo también se conoce como el deseo que puedan tener las personas para por cuenta propia el hacer justicia cuando algo les fuera arrebatado sin justificación, por lo que podemos tomar como una conclusión inicial, el afirmar de la venganza es a la vez una forma de coordinar conductas relacionadas con agresiones.

En psicología la venganza se entiende como el conjunto de diferentes comportamientos dirigidos, con el propósito esencial de afectar o de perjudicar a un ser humano o a un colectivo de individuos, que son señalados, indicados o percibidos como responsables o culpables del haber ocasionado un mal o una afectación grave, así esta afectación sea la consecuencia de una acción culposa o dolosa.

20211023

Las votaciones masónicas

Tipos de votación en masonería. La toma de decisiones del hermano masón. 


El concepto de decisión como tal, es realmente el producto final del proceso cognitivo que realiza un individuo o un grupo de personas o de organizaciones, para determinar el seguir o el elegir una opción o tomar una posición dentro de varias alternativas, procedimiento al que se le denomina la toma de decisiones, que por lo tanto siempre será inevitablemente un concepto subjetivo.

Una decisión o la toma de una decisión también puede ser una opinión o una tarea para ser desarrollada, ejecutada y/o aplicada, o como ya se estipuló, el realizar una elección entre las diferentes opciones o formas posibles de resolver las diferentes situaciones, que se le presenten a un ser humano en su vida en cualesquiera de los diferentes campos, ya sea en el laboral, empresarial, personal, familiar, económico o emocional.

El ser humano en forma permanente se verá involucrado en la posición de tener que tomar decisiones, como lo es en el caso de corresponderle el efectuar una elección, siendo esta de variados tipos, como el de decidir qué se desea estudiar, con quien se quiere relacionar, dónde desea trabajar y entre muchísimas más a quien debe de elegir para que el elegido rija los destinos de un estado, una sociedad o de otro tipo de organizaciones sin importar sus fines, ya sean estas estatales, comerciales, de educación , de concepciones religiosas y de todas las demás existentes en este mundo fenomenal.

20211016

¿Qué es ser masón?

¿Qué clase de masones deberíamos de ser?

Inicialmente el masón debería de ser un hombre libre y de buenas costumbres, debiendo de serlo en todos sus aspectos de vida, tanto en el mundo profano como en el mundo masónico, porque al salir del templo y al regresar a su vida cotidiana no deja de ser masón, lo único que deja a cubierto de la vista de sus congéneres  es el mandil, pero siempre su actuar debe estar de acuerdo con el de un verdadero iniciado.

El masón debería de ser un hombre sencillo y humilde, porque siempre y sin importar su condición social y económica, en su finito transitar por este mundo fenomenal, lo realiza sin  hacer alardes de su suerte y de sus condiciones, porque al considerarse como un igual a los demás, siempre los tratará con altura, respeto y con afecto.

El masón debería de ser un hombre digno, porque siempre se comporta acorde con las virtudes y preceptos masónicos, que lo hacen ser un hombre de bien, de alma noble y de corazón generoso, que adicionalmente también es un nombre afable y cordial.

El masón debería de ser un hombre trabajador, porque siempre es consciente de que debe de sostenerse y solventar a su familia por su esfuerzo y dedicación a sus labores, no siendo jamás una carga para sus hermanos y congéneres, porque todo lo que consigue en la vida será por el resultado de su esfuerzo y trabajo.

¿Qué clase masones deberíamos de ser?
Photo by David Tip on Unsplash

20211013

Avatares, tormentas y temporales en masonería

Un mar en calma nunca hará experto a un marinero y una vida sin obstáculos y sin dificultades tampoco harán sabio y digno a un hombre.

El concepto de avatar es el de una vicisitud, dificultad o un acontecimiento contrario  al desarrollo o a la buena marcha de algo o de alguna situación en especial o particular, como románticamente se dice sobre los avatares de la vida o también los avatares de la guerra.

El concepto de tormenta es en sí un fenómeno meteorológico generalmente en tierra que está asociado al desarrollo vertical de la nubosidad, acompañado de descargas eléctricas y habitualmente de grandes precipitaciones, además de rachas de vientos de variadas  proporciones  en la superficie.

El concepto de temporal es similar al concepto de tormenta, pero a diferencia de que las tormentas son en tierra y los temporales son en el mar, haciéndose más compleja la situación, porque además de la nubosidad vertical, de la inmensidad de las precipitaciones, de la intensidad de los vientos y que a estos factores de fuerzas no controlables, se les multiplican las dificultades, por sumársele las fuerzas impredecibles y de gran fortaleza de las marejadas y oleajes de gran nivel y altura. 

Photo by JOHN TOWNER on Unsplash

20211012

La puerta masónica

El lugar exacto donde termina lo profano y se inicia lo sagrado.

De acuerdo con lo establecido en el libro Diccionario Akal de la Francmasonería del autor Juan Carlos Daza, esotérica y masónicamente en concepto de puerta hace referencia a “La apertura que comunica a dos mundos (Sagrado – Profano, Luz – Tinieblas, Tesoro – Necesidad, Conocido – desconocido , Etc.). Simbólicamente indica el pasaje (Valor psicológico del cambio de mundo) y el viaje (Valor dinámico de atravesarlo). Así, las puertas del cielo, las puertas del olimpo, la puerta del templo, etc., son expresiones del acceso a planos o mundos superiores”.

Ahora bien en el libro Los Símbolos masónicos del  autor  René Labán, el autor nos dice que “El primer símbolo con el que se va a encontrar el profano es el de la puerta, que separa el templo del mundo exterior, o sea lo sagrado de lo profano”

Así mismo en el citado libro de Los Símbolos masónicos, este también determina que “La llamada puerta estrecha, que es la que se encuentra  en occidente del templo y ubicada en cercanías a las dos columnas, la cual ha de ser particularmente baja, por lo que para traspasar el umbral de ella, el profano ha de agacharse, no tanto como signo de humildad, sino para marcar el paso  del mundo profano al  plano iniciático”.

Photo by Natalia Y on Unsplash

20211008

El triángulo en masonería

Bien Pensar, Bien Decir y Bien Hacer

Etimológicamente el término de triángulo proviene directamente del latín “Trĭangŭlus o Trĭangŭlum”, que significa figura de tres esquinas o tres ángulos, es decir triangular, siendo más conocido en geometría como un polígono de tres lados.

En el libro La Masonería al Límite del autor Armando Hurtado, se afirma que, “La geometría en los antiguos estatutos medievales de los masones de oficio es la madre de todas las ciencias y en ella las figuras geométricas son la expresión de  los valores numéricos y viceversa; y entre ellas el triángulo es la figura geométrica primaria, por ser la más sencilla acotación del espacio, formada por tres rectas que se cortan entre sí. Así mismo el triángulo es la manifestación física del número tres y representa la fuerza estructuradora del universo, porque el triángulo siempre está incluido en las demás figuras geométricas existentes, porque estas últimas siempre se pueden subdividir en triángulos, mediante líneas rectas dirigidas desde su centro hasta los ángulos de que conste”.  

“En las antiguas tradiciones el triángulo es el símbolo del fuego y de la potencia generadora masculina cuando se representa con el vértice hacia arriba, porque cuando se representa hacia abajo simboliza la matriz o poder gestante. Por ello el triángulo o delta simboliza en la tradición iniciática la potencia creadora o generadora que los masones llamamos el Gran Arquitecto del Universo, que en el Esoterismo y en las religiones conocidas representa al Dios  de cada una de ellas”.

El triángulo y su significación en masonería
by ryota nagasaka on Unsplash

20211005

La altura masónica

La altura masónica del iniciado solo es factible medirla con la lealtad de su corazón y la humildad de su alma.


Inicio este trabajo transcribiendo lo determinado en el libro La Masonería de la A a la Z de los autores Gonzalo Sánchez Larrey y Carlos Mayor López, quienes afirman que “Simbólicamente, en la masonería hay tres alturas, la de la Logia que es desde la tierra hasta el cielo; la de las columnas en la puerta de la logia que es de veinticinco pies más un capitel de cinco pies y la altura de los hermanos, que se puede medir con el compás y la escuadra, que calcula la profundidad de las determinaciones, convicciones, conocimientos y la elevación de los ideales”.

El primer concepto de la altura masónica es en lo referente a la altura simbólica de la logia y que por representar sus costados los cuatro puntos cardinales, el suelo del templo el nadir y el techo o bóveda el zenit, lo que implica intrínsecamente que la logia masónica sí es una representación simbólica del cosmos, en la cual tienen cabida todos los hombres libres y de buenas costumbres. Para este primer concepto la altura masónica de la logia por ser una medición simbólica que va desde la tierra al cielo, se considera como indeterminada y que de acuerdo con varios estudiosos de la orden, esta puede llegar a considerarse como infinita.

20211001

Sinceridad y masonería

Si no decimos la verdad, si no somos sinceros, al final siempre seremos descubiertos y por lo tanto, seremos señalados de ser hombres indignos por nuestra condición de iniciados y de masones


El término de sinceridad proviene del latín “Sincerus” que hace referencia a lo que es veraz, puro y simple, queriendo decir que no ha sido alterado, que no tiene doblez escondido y que a su vez, tiene o está relacionado con los términos de franqueza, veracidad y honestidad, además que sus antónimos son la falsedad, la hipocresía y el fingimiento.

De otra forma la sinceridad ha sido determinada como la cualidad de obrar y de expresarse con la verdad, con honestidad, sin fingir algo que no es y que no se tiene ninguna intención oculta en las palabras que se dicen ni en la forma de proceder, queriendo decir que el hombre que es sincero es aquel que es concordante en lo que piensa y en cómo actúa.

Los grandes pensadores consideran a la sinceridad como una cualidad moral de gran valor, que se relaciona directamente o que tiene su apego a la verdad, como un valor esencial en nuestro actuar en el mundo fenomenal y en el interactuar con nuestros hermanos y congéneres, e incluso para con nosotros mismos.

Photo by icon0 from FreeImages