20211028

Fraternidad la esencia de la masonería

Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·. 


La concepción de fraternidad que describe el autor Juan Carlos Daza en su libro Diccionario Akal de la Francmasonería, es que entre otros términos, contempla que “Ella es uno de los ideales más antiguos  y proclamados por los más grandes idealistas de nuestro mundo en todos los tiempos, siendo también que la fraternidad no solamente es un sentimiento de afecto electivo, conformado por las afinidades y simpatías coincidentes, sino que adicionalmente es una relación bilateral espontánea, regida por los conceptos del respeto por las diferencias  de toda índole, que permiten y facilitan que se conforme en forma natural el sentimiento de la amistad, que es la que hace que pueda existir la compatibilidad entre los seres humanos, con base en la lealtad, la  generosidad y del actuar con altruismo por un fin común”.

También el autor nos dice que “La fraternidad, que no es sino una manifestación del amor, que no puede exigirse, solo darse y entregarse. Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·. porque se siente hermano de los demás, reconociendo así su íntima unión y solidaridad con toda manifestación y su relación con el mismo principio de vida, consigo mismo y con  los demás”

Innegablemente es una verdad absoluta que la esencialidad de la orden masónica es la fraternidad, porque sin ella nuestra institución dejaría de existir y por eso es de crítica y primordial importancia el trabajar, para que la fraternidad siempre reine en todos los aspectos, espacios y vivencias masónicas.

Toda manifestación de fraternidad aparece en cuanto uno verdaderamente  realiza interiormente el ideal masónico y se acerca al reconocimiento (conciencia y sentimiento) de la realidad del G.·. A.·. D.·. U.·.
Photo by Victor on Unsplash

De no existir la verdadera fraternidad entre los hermanos, sería imposible el trabajar en las logias, porque para hacerlo el iniciado indiscutiblemente debe ser un ser fraterno con sus pares, porque la fraternidad en si misma contempla todos los principios y preceptos masónicos como lo son el de igualdad, de libertad, de respeto, de tolerancia, de justicia , de equidad y de otros más, pero a si mismo al hablar de fraternidad, lo debemos de hacer conscientes de que ella es un conjunto de sentimientos y actitudes indivisibles, porque se es fraterno o no se es, porque al decir que intento ser fraterno o que trato a mis hermanos en términos diferentes de fraternidad, es realmente no ser fraternos, sino que utilizamos esta palabra, para indicar que se quiere hacer algo, con lo que no estamos de acuerdo o que no lo compartimos en su totalidad.

La concepción de la esencialidad de la fraternidad en el mundo masónico, es por lo que en todos los aspectos de la vida, siempre nuestra relación con nuestros pares será centrada en la mayor consideración y deferencia, lo cual nos conlleva a que al decirle a nuestro igual que lo consideramos como nuestro hermano, es porque así lo sentimos, porque lo respetamos en todo, porque siempre lo apoyaremos en su devenir con el profundo amor y cariño que se profesan los verdaderos masones, quienes siempre estaremos prestos a escucharlo y a aconsejarlo y que por encima de todo,  siempre y sin importar las circunstancia seremos leales con él, como él también lo será con nosotros, en todos los aspectos que se han mencionado en este escrito.

Finalmente tenemos que la fraternidad por ser la esencia misma de la orden masónica y que sin ella el trabajo en las logias seria tiempo perdido, porque si no se trabaja al unísono, haciéndolo los hermanos del taller en perfecta unión y con el respeto por todo y por todos, los esfuerzos serán baldíos y que si no se tienen unos fines e ideales comunes, que si no se comparten las responsabilidades y obligaciones, que si no se respetan las libertades individuales, todo el resultado será de esfuerzos perdidos, porque al no existir fraternidad solo sobresaldrían los egos y los intereses personales y no el bien general, que facilita la realización personal de todos los hermanos de la logia.

Como única conclusión a este escrito, es que el principal y fundamental trabajo que deben hacer los hermanos masones en su logia, es el realizar todos los esfuerzos posibles para que la esencialidad de la masonería que es la fraternidad, siempre reine entre los hermanos, para así poder hacer que la orden masónica cumpla con su fin esencial y fundamental que es el de hacer de hombres buenos, mejores hombres.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro

Bibliografía:

•         Daza, juan Carlos, Diccionario Akal de la Francmasonería, Editorial Akal, 1997.