20211220

El antimasónico y abominable deseo de la venganza

La venganza o el deseo de venganza no puede tener cabida alguna en el alma o en el corazón del hermano masón.

Etimológicamente el término de venganza proviene del término “Vengar” el cual proviene del latín  vindicare que quiere decir vindicar o sea vengar o desquitarse. La venganza se define como una satisfacción o un desquite contra una persona o individuo, en respuesta a una mala acción o a un  acto que es percibido o se toma como un agravio o un perjuicio recibido, así como también se puede considerar como un objetivo injurioso y no reparador.

El deseo de venganza es un conjunto de conductas y acciones que se realizan con el propósito de afectar, perjudicar o destruir a una persona o a un colectivo que es distinguido como culpable o responsable de causar un daño a otro o a otros. Así mismo también se conoce como el deseo que puedan tener las personas para por cuenta propia el hacer justicia cuando algo les fuera arrebatado sin justificación, por lo que podemos tomar como una conclusión  inicial, el afirmar de la venganza es a la vez una forma de coordinar conductas relacionadas con agresiones. 

En psicología la venganza se entiende como el conjunto de diferentes comportamientos dirigidos, con el propósito esencial de afectar o de  perjudicar a un ser humano o a un colectivo de individuos, que son señalados, indicados o  percibidos como responsables o culpables del haber ocasionado un mal o una  afectación grave, así esta afectación sea la consecuencia de una acción culposa o dolosa.

La venganza o el deseo de venganza no puede tener cabida alguna en el alma o en el corazón del hermano masón
significadoconcepto

20211207

Decencia masónica

“La decencia masónica puede y debe de considerarse inequívocamente, como una de las más sobresalientes virtudes o cualidades personales, que deben de ser representativas del hermano masón”

El término de decencia proviene del latín “Decentia” que significa cualidad de lo que es apropiado, siendo sus componentes léxicos “Decere” que significa ser apropiado, el sufijo “nt”  que indica agente o el que hace la acción y sufijo “ia” que significa cualidad. 

En el ámbito personal, profesional y social, la decencia está relacionada o tiene que ver con los conceptos de honestidad, compostura y recato, los cuales  son los  referentes del concepto de la dignidad con la que un ser humano debe de  actuar en todos los aspectos de su vida, siendo ejemplarmente un hombre correcto, honorable, de trato gentil, respetuoso y caballeresco, conllevando lo anterior a que la decencia pueda ser definida como un valor que hace de que el hombre sea un ser consciente de su propia condición e hidalguía  humana.

En el ámbito masónico la decencia es una de las cualidades fundamentales que deben de hacer parte de la integralidad del  hermano masón, porque los iniciados en nuestros antiguos misterios además de ser hombres libres y de buenas costumbres, son hombres que en su trasegar por el mundo fenomenal siempre se distinguen por ser rectos y justos, que siempre hablan con la verdad, siendo adicionalmente reconocidos por su integridad moral, irrefutable rectitud y decoro en sus actuaciones. 

La decencia masónica es una de las más sobresalientes virtudes o cualidades personales del hermano masón
by eberhard 🖐 grossgasteiger