20220708

El concepto del tiempo en la orden masónica

Diferentes formas simbólicas de interpretar

Por el concepto del tiempo en general podemos entender que este, es el período durante el cual tiene lugar una acción o acontecimiento, o dimensión que representa una sucesión de dichas acciones o acontecimientos. Aristóteles define el concepto del tiempo como el número del movimiento, según un antes y un  después. En diferentes concepciones como la griega, se entendía al tiempo como el movimiento de los astros en forma circular, alrededor del universo con sus estaciones y años., concibiéndose el concepto del tiempo como el ciclo respectivo de los movimientos del cosmos. 

Masónicamente el concepto del tiempo es entendido en diferentes formas simbólicas, como lo son el reloj de arena del cuarto de reflexiones, la regla de 24 pulgadas del aprendiz masón, el tiempo simbólico de la duración o extensión de los trabajos en logia y también en como un iniciado debe de evaluar la disposición de este acorde con sus prioridades de vida, frente a sus responsabilidades profanas, familiares, profesionales y de las correspondientes dentro de su vida iniciática en la orden masónica. Así como también el manejo del tiempo que ortodoxamente debe de dispensar con referencia al tiempo de sus pares masónicos.

Como interpretar simbólicamente el tiempo en la masonería
Foto de Aron Visuals en Unsplash

Con referencia al tiempo en el caso del reloj de arena que encontramos aún como neófitos a nuestro ingreso en el cuarto de reflexiones, este antiguo marcador del tiempo, nos hace ver iniciáticamente la verdad sobre lo efímera que es la vida, porque como seres humanos y masones seremos siempre criaturas finitas con un determinado tiempo de paso en el mundo fenomenal; a la vez que el deslizamiento de la arena de este tipo de reloj nos hace también reflexionar sobre las etapas de la vida, como son la infancia que se entiende cuando se inicia el movimiento de la arena que parece muy lento, posteriormente en el medio del vaciado de la arena al compartimiento inferior, asemejándose a la juventud porque este deslizamiento parece estabilizarse en su velocidad y que el último tercio de la caída de la arena se asemeja a la madurez y vejes, porque el movimiento parece acelerarse hasta finalizar con el fin del tiempo o de la vida.

Con referencia al tiempo en el caso de la regla de 24 pulgadas del aprendiz masón, herramienta que simbólicamente representa a las 24 horas del día, y por estar la regla dividida en tres partes iguales, representando cada una de las partes a 8 horas del día, distribuyéndose en los tiempos que debe dedicar el iniciado así: 8 horas para el trabajo, 8 horas para el estudio y la meditación y 8 horas para el descanso.

Con referencia al tiempo en el caso de la duración de los trabajos logiales, estos tiempos son establecidos en los diferentes rituales, en los cuales generalmente en los grados simbólicos del aprendiz, compañero y de maestro, se deben de efectuar simbólicamente del medio día a la medianoche, variándose estos tiempos en los grados filosóficos o escocistas, teniendo estos una duración de tiempo diferente pero coherente con el quehacer masónico. Así mismo en la parte simbólica, en las primeras logias y derivado de los antiguos misterios como lo era en la civilización egipcia, el tiempo de permanencia en los grados equivalía en el primer gado a tres años y en los subsiguientes acorde con los números simbólicos de esos grados.

Con referencia al tiempo en el caso de sus responsabilidades acorde con sus prioridades de vida, el iniciado siguiendo los dictados de su conciencia y dedicación a sus deberes como ser humano y como masón, debe de distribuir su tiempo acorde con ellas, priorizándolas primero para con su familia, en segundo lugar para con su trabajo y por último en su compromiso para con la orden masónica., debiendo como masón el cumplir a cabalidad con todas ellas, pero sin olvidar que tanto en familia, como en su trabajo profano y en logia siempre debe de desempeñarse y actuar como un verdadero iniciado, porque sencillamente el trabajo masónico debe de realizarse en cualquier lugar  y circunstancia y a todas horas, porque el masón sabe incondicionalmente el distribuir su tiempo y así salir avante en forma exitosa en los tres campos de su vida.

Con referencia al tiempo en el caso del manejo de este para con  sus pares y hermanos masones, el iniciado sin faltar a sus demás obligaciones debe de organizarse para que su logia o taller como sus hermanos y la orden puedan contar con él,  en especial  programando sus actividades para que siempre pueda ser puntual en ellas, en especial por el respeto profundo que un iniciado siempre tiene por el tiempo de los demás, porque sus pares igualmente también  como buenos masones han organizado su tiempo para cumplir con sus hermanos. 

Otro aspecto de gran importancia es cumplir con los tiempos que establece  la orden para sus actividades administrativas y fraternales, en el sentido de realizar los procedimientos acorde con los plazos establecidos tanto en las constituciones, los estatutos y en las demás disposiciones administrativas. En los casos eventuales de actividades por fuera de estas legislaciones, el prever el efectuar su programación en tiempos prudenciales y en especial en los casos de determinaciones por parte de la justicia masónica, como de las otras actividades que sean de gran trascendencia para la orden, porque el dilatar sin argumentos reales, válidos, coherentes, racionales y jurídicos en el tiempo estas actividades masónicas, podrían afectar en gran forma la vida iniciática de los hermanos, como en general de la orden masónica en general.  

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M .·. LOGIA LUMEN No 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica Carlos Aranza Castro